Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Nacional

El juicio de un solo testigo

PANAMÁ. ¿Cómo se declara la imputada? _Inocente, señor magistrado_. Con estas palabras, a las 9 y 30 de la mañana de ayer se dio inicio ...

PANAMÁ. ¿Cómo se declara la imputada? _Inocente, señor magistrado_. Con estas palabras, a las 9 y 30 de la mañana de ayer se dio inicio al juicio contra la procuradora separada, Ana Matilde Gómez, por el delito de abuso de autoridad por ordenar ‘pinchazos telefónicos’ en perjuicio del ex fiscal Arquimedes Sáez, en el salón de audiencias del Segundo Tribunal Superior en el Palacio Gil Ponce De León.

Gómez llegó en compañía de su esposo, Francisco Sousa-Lenox; su madre, Ana Ruiloba; su padre, César Augusto Gómez; y su hijo.

También la acompañaron en señal de respaldo la ex ministra de Gobierno Olga Golcher, los ex fiscales James Bernard, Ramiro Esquivel y Eduardo Guevara; y la subsecretaria Kenia Porcell, entre otros invitados.

EL TESTIGO ÚNICO

Rigoberto González, ex secretario General de la Procuraduría de la Nación, fue interrogado por más de dos horas por el querellante, Ángel Álvarez; el procurador de la Administración encargado, Nelson Rojas; por la defensa de Gómez, Grisell Mojica; y por los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Miguel Ángel Zambrano, quien presentó la denuncia de soborno ante la procuradora Gómez en agosto de 2005 contra el ex fiscal, sería el segundo testigo en este juicio, pero no fue admitido por el pleno de la CSJ, pues la defensa del ex fiscal Sáez desistió de su testimonio.

González, el único testigo de la defensa, presentó para la sustentación de sus respuestas un libro sobre Reformas Constitucionales que publicó en abril de 2005, meses después de la vigencia de la reforma constitucional.

La primera parte de la audiencia se centró en las declaraciones del testigo y en definir el término ‘autoridad judicial’ y quien tiene la competencia para hacer intervenciones telefónicas.

González admitió haberse reunido con el ex procurador José Antonio Sosa y con José María Castillo, ex secretario general del Ministerio Público. Hablaron de las reformas que se estaban discutiendo en el 2004, aunque no hablaron específicamente del artículo 29, advirtió González.

Tras el interrogatorio, Nelson Rojas pidió la condena para Gómez; lo mismo hizo la defensa de Arquímedes Sáez, que pidió, además de la condena, que se investigue la violación a la presunción de inocencia. La defensa de la ex procuradora pidió la absolución de los cargos y que se le declare inocente.

Luego de tres horas de alegatos por parte de la defensa y los querellantes, se decidió un receso de treinta minutos que se transformó en ocho horas de espera. Los nueve magistrados entraron a deliberar.

LA SENTENCIA

Pasadas las 8 de la noche, terminó el hermético debate. El pleno decidió por 5 votos a favor y 4 en contra condenar a la ex procuradora a 6 meses de prisión o, en su lugar, al pago de $4 mil y fue inhabilitada por cuatro años para ejercer cargos pú blicos.

A pesar del fallo en su contra, al salir de la maratónica audiencia, Ana Matilde recibió aplausos de sus familiares que esperaban fuera de la sala. ‘No voy a pagar ni un real, no le daré dinero a la delincuencia’, dijo Gómez.