Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

Beteta dice que evangélicos están metiendo miedo sobre "gays"

El anteproyecto No.50 que propone multas de hasta 5 mil dólares y penas de cárcel de 6 meses a 1 año a panameños que ofendan o agredan a...

El anteproyecto No.50 que propone multas de hasta 5 mil dólares y penas de cárcel de 6 meses a 1 año a panameños que ofendan o agredan a homosexuales y lesbianas aún no está en agenda en la Asamblea Nacional para discutir en primer debate.

Pero Ricardo Beteta, presidente de la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, acusó, nuevamente, a pastores evangélicos de estarle metiendo miedo a las personas sobre los "gays".

"Panamá es un país altamente machista... la persona capta en los carnavales en estado de ebriedad y planta que así es la comunidad, es una manera de discriminarnos", expuso el dirigente de homosexuales y lesbianas.

Beteta sostiene que buscan ser "inclusivos" e insistió que el tabú hace que el homosexual o la lesbiana no salga del closet.  

Sin embargo, la sicóloga clínica, Geraldine Emiliani, recomendó a la Asamblea defender la primera institucionalidad del Estado que es la familia panameña.

La experta dijo a La Estrella Online que "los valores fundamentales de la familia panameña están en deterioro y hay que rescatarlos".

"La alegría, la nobleza, la generosidad así como la ofensa y la agresión y la violencia son conductas propias del ser humano por su naturaleza y depende del estado de ánimo de la persona para expresarlas... tú no puedes con una ley coartar las manifestaciones conductuales inherentes o propias en el ser humano por capricho".

Igualmente, la Alianza Evangélica y el propio Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, máxima autoridad de la Iglesia Católica panameña, se mostraron en contra del anteproyecto legislativo. "No es un proyecto válido, no veo la razón de ser de esta ley... hay que ver con mucho cuidado esta ley", concluyó monseñor Ulloa.

Los diputados de la República tienen la última palabra en la aprobación del controversial anteproyecto, que fue presentado en el Gobierno del perredista Martín Torrijos hace 5 años, pero que fue archivada.