Temas Especiales

06 de Mar de 2021

Nacional

Desaparece expediente en Órgano Judicial

El Órgano Judicial a través de su Centro de Comunicación Judicial, no ha podido dar explicación de la desaparición misteriosa del expedi...

El Órgano Judicial a través de su Centro de Comunicación Judicial, no ha podido dar explicación de la desaparición misteriosa del expediente que se le sigue a los señores Enrique Mela y Oriel Cortez, detenidos por unidades especiales de la Policía Nacional (PN) que realizaron un operativo de allanamiento a la Finca propiedad de Francisco Córdoba en la comunidad de Santa Isabel, costa arriba de la provincia de Colón.

“Este caso en el cual se denuncio a las unidades de policía por haber supuestamente vandalizado la propiedad y de comerse pollos y cerdos además de desaparecer algunas propiedades parece haber levantado algún tipo de roncha y provocado el que se asuman este tipo de prácticas que rayan en el terrorismo judicial”, indicó una fuente de la firma forense Jaén y Asociados.

Según se informó el 4 de octubre pasado el Juzgado II Penal del Circuito de Colón confirió una fianza de excarcelación a los dos peones de la finca, a través del oficio 3116.

El día 5 de octubre se destaca en la hoja de control de valija que la misma fue recibida para su traslado a la Fiscalía Especial Contra la Seguridad Pública en la ciudad de Panamá que dirige Ricardo Solís Delgado junto a otras 27 notificaciones, sin embargo hasta el día 13 de octubre todos los otros oficios habían llegado a su destino menos la 3116 que tenía el expediente de este caso, el cual se encuentra desaparecido sin que nadie en el Órgano Judicial diga nada y manteniendo a los dos peones de la finca privados de su libertad.

Durante el operativo de allanamiento se incauto una escopeta calibre 22 la cual tenía sus documentos en reglas y aunque en principio se le dio paso al caso a la Fiscalía de Drogas, se intento aducir que esta era un arma de guerra por parte de la fiscalía.

En cuanto a los animales desaparecidos hasta el momento la Policía Nacional no ha dado ninguna versión exceptuando lo señalado por el SubComisionado Bartolomé Agüero, jefe de la zona policial de Colón que se debe presentar cualquier denuncia ante las instancias pertinentes.