Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Nacional

Marcada polémica por deterioro del altar mayor

VERAGUAS. Las autoridades municipales y residentes del distrito de San Francisco de La Montaña no ocultaron su disconformidad tras una v...

VERAGUAS. Las autoridades municipales y residentes del distrito de San Francisco de La Montaña no ocultaron su disconformidad tras una visita de funcionarios de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico del Instituto Nacional de Cultura (INAC), quienes no reconocieron el grado de deterioro que presentan algunos altares y retablos de la iglesia colonial de este poblado.

Luego de una visita —esta semana— de Jaime Zárate, director de Patrimonio Histórico del INAC, Denis Díaz, del comité de San Franciscanos Unidos, expuso que los residentes de este distrito veragüense no quedaron conformes con la inspección realizada por estos funcionarios, ya que ‘quieren hacer ver que la iglesia no tienen problemas cuando realmente sí hay deterioro de los altares’.

Ante este panorama, en compañía de otros lugareños y el propio alcalde del distrito, Bernardino Borbúa, exigieron al INAC que realice una evaluación con restauradores independientes que certifiquen las verdaderas condiciones de estas piezas talladas en madera.

Según la fuente, lo que quieren los residentes es tener la ‘certeza’ de que las condiciones actuales de las piezas coloniales no presentan riesgo de seguir deteriorándose.

Gladys Pino, residente del distrito de San Francisco, dijo que se debe analizar el estado de los altares, ya que hace semanas se denunció que algunos de ellos fueron atacados por el comején y la polilla y esto puede poner en riesgo la condición de esta joya colonial. Pino insistió en la necesidad de que el INAC traiga restauradores independientes para analizar la condición de este templo antes de que estas alimañas destruyan todo el conjunto colonial de la iglesia.

Por su parte, el alcalde Borbúa aclaró que la intención es que se analice la condición de la iglesia y se corrijan a tiempo los problemas de deterioro de los altares.

Cuestionó el tema de la calidad de los trabajos de restauración que apenas hace un año y medio fueron entregados por la restauradora Ángela Camargo, sobre lo cual añadió que quienes hicieron estas labores deben aclarar si todavía existe una garantía para reparar lo que se está deteriorando.

Jaime Zárate, director nacional de Patrimonio Histórico del INAC, aclaró que en la iglesia, que fue construida en el siglo XVII, se había detectado un problema con las bases de madera del púlpito y que esto ya se había corregido, por lo que el resto de los altares están en buen estado.