Temas Especiales

04 de Mar de 2021

Nacional

Frutas sanas en cantidad y calidad

COCLÉ. Un total de setenta estudiantes de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá en Chiriquí y de la Escuela ...

COCLÉ. Un total de setenta estudiantes de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad de Panamá en Chiriquí y de la Escuela de Biología del Centro Regional Universitario de Azuero fueron capacitados durante el mes de octubre por técnicos de la Dirección Nacional de Sanidad Vegetal del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) a través del Programa Nacional Moscas de la Fruta.

El ingeniero Pablo Rodríguez, coordinador del programa, se trasladó a estos dos puntos del país para ilustrar a los estudiantes sobre los objetivos, logros, avances y actividades que se desarrollan y en el Proyecto Azuero Exporta Libre de Moscamed, cuyo objetivo principal es el reconocimiento internacional de la península de Azuero como área libre de mosca del Mediterráneo.

De esta manera, los productores de la región tendrán la oportunidad de producir a campo abierto frutas no tradicionales de gran demanda y exportar estos rubros sin tratamientos cuarentenarios, por provenir de un área libre de Moscamed. Con ello, podrán abaratar sus costos e incrementar sus ganancias.

Cabe destacar que el Programa Mosca de la Fruta, durante todo el periodo 2010, ha realizado estas capacitaciones dirigidas a productores, estudiantes de nivel medio y universitarios, en temas como los que se mencionaron anteriormente, además del manejo integrado de moscas de la fruta, confección de trampas y elaboración de atrayentes artesanales para la capturas de estas moscas, ciclo biológico y manejo cultural, que no es más que la recolección de los frutos caídos, enterrados y embolsados con el objetivo de matar larvas (gusanos) y cortar el ciclo biológico para evitar la proliferación de la plaga.

Se quiere lograr con estas capacitaciones concienciar a los productores y a la comunidad en general para que colaboren con la labor que desarrolla el MIDA, ya que es evidente que en la mayor parte de nuestras viviendas hay árboles frutales y es allí donde viven estas moscas causando el daño a la fruticultura nacional.

Con estas acciones se contribuye a controlar y reducir las poblaciones de moscas de la fruta, procurando la cosecha de productos sanos en cantidad y calidad, ya sea para consumo familiar o para la venta local e internacional que cada vez gana mayores mercados.