Temas Especiales

17 de Apr de 2021

Nacional

¿Kuna o Guna? estudian las raíces del grupo étnico

AILIGANDÍ. Es una cultura característica por su tradición oral, más que por la escrita. Su fonética registra sonidos inexistentes en otr...

AILIGANDÍ. Es una cultura característica por su tradición oral, más que por la escrita. Su fonética registra sonidos inexistentes en otros idiomas, lo que ha originado la alteración de ciertos vocablos. Así, es usual decir Kuna Yala, cuando la realidad es que en su alfabeto de 15 caracteres no existen las letras k, p, t ni ch.

Lo correcto, entonces, es emplear el término Guna Yala, para denominar al territorio de los gunas _también conocidos como dules_ y su cultura.

La cosmovisión de esta cultura se sustenta en el canto. Desde antes del nacimiento, en el vientre de la madre y a lo largo de la gestación, hay cantos. Y los cantos están presentes al momento del parto.

El Inanadili, el canto de arrullo, es una de las manifestaciones más entrañables de toda madre guna, mediante el cual transmite a sus hijos anhelos, consejos y esperanzas de bien.

La música y la danza están ligadas a los cantos. Están presentes en ceremonias como el Gamma Urugged.

La música de la guli (flauta de seis tubos) crea el simbolismo para diferenciar a las niñas y los niños.

Iggo Inna es la primera ceremonia que realizan los gunas o dules para abrir un orificio en la nariz a las niñas y uno en la oreja a los niños. Existen cantos para el inicio de la pubertad, sanar enfermedades y conjurar epidemias en las comunidades.

Los gunas cantan como manifestación de alegría y para acompañar a sus difuntos hacia la morada del Ibeorgun, el Ser Superior.

Para preservar esas tradiciones, están formándose educadores en lengua guna, a través de una alianza entre el Congreso General y la Universidad Especializada de las Américas (Udelas).

Pedro Félix, arga o intérprete del pensamiento del Saila Guna, reconoció que el respaldo de Udelas ha sido decisivo para mantener los valores históricos, culturales, religiosos, artísticos y gastronómicos.

‘Esta es una gran oportunidad que van a tener nuestros niños para sentirse orgullosos de lo que somos. Ellos sabrán por qué vivimos y a qué se debe nuestra historia. Con la universidad estamos marcando el camino futuro de nuestros niños’, dijo Félix.

La Udelas inició en abril del año pasado una Licenciatura en Educación con Énfasis en Educación Bilingüe Intercultural en Panamá y en la comunidad de Ailigandi.

‘La Udelas nos ayuda a rescatar y fortalecer la identidad de los pueblos originarios de Panamá. Solos no podemos. Lo estamos logrando a través de valores como la educación’, afirmó Marino Roldán, profesor de Bellas Artes y creador de un sinnúmero de danzas y temas musicales gunas.

La preservación de los valores de la nación guna se ha convertido en un movimiento que involucra a los más diversos sectores.

El artesano Roy Cortés ha sido un baluarte por más de 60 años de la identidad de su pueblo.

A través de su arte, preserva los orígenes gunas y los proyecta a las nuevas generaciones.

Rodeado de pinturas y esculturas, en el taller montado en su casa, Cortés recordó que cuando tenía siete años un cuñado lo obligó a tejer canastas y más tarde a tallar en madera. ‘Aprendí por miedo a mi cuñado’, confesó con hilaridad. Reconoció que se han perdido costumbres ancestrales. ‘No me siento pesimista’.

Recientemente se realizaron inscripciones en las comunidades de Ganirdub, Dubwala y Ailigandi, y se promocionó la carrera entre educadores de Mulatupu.

Los resultados anticipan la apertura de un nuevo grupo con una treintena de estudiantes en Ailigandi y quizás otro en Dubwala.