Temas Especiales

25 de May de 2020

Nacional

El mensajero que sigue siendo atacado

PANAMÁ. La daga que se había incrustado a la pluma y provocado la censura en los medios de comunicación panameños durante la época de la...

PANAMÁ. La daga que se había incrustado a la pluma y provocado la censura en los medios de comunicación panameños durante la época de la dictadura solo pudo ser quitada luego de la invasión a Panamá en el año 1989.

Pero esto no impidió que los periodistas fuesen censurados, demandados y hasta enjuiciados, quizás no con la misma severidad que en tiempos de la dictadura militar. Este estado llevó a los comunicadores sociales a luchar porque se despenalizaran los delitos de calumnia e injuria y en el año 2007, cuando se hicieron reformas al Código Penal, se incluyó un artículo que parcialmente les brindó mayor seguridad a los periodistas.

Para el 2008, los comunicadores sociales en el país solicitaban más cambios, tal como se puede observar en un informe de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, de la Secretaría General de la OEA de 2008. Este organismo recomendó a Panamá cambiar su legislación para que los servidores públicos no gozaran de una protección especial frente a las críticas a su gestión pública.

ATAQUE A LA PLUMA

La recomendación de la Relatoría Especial parece haber caído en saco roto y en los últimos meses, diferentes periodistas y comunicadores sociales han sido protagonistas de noticias. Primero fue el reportero Carlos Núñez, quien fue detenido el 1 de julio por el Pele Police. Núñez estuvo detenido por aproximadamente 19 días. Luego el periodista Paco Gómez Nadal, el 12 de ese mismo mes, cuando intentaba salir del país fue informado en el aeropuerto de Tocumen que tenía una supuesta orden para no entrar nuevamente.

Así continuaron los comunicadores Sabrina Bacal, Justino González y Rafael Ruiz, quienes fueron condenados tras ser demandados, sin contar los que tienen procesos y han sido detenidos a través del Pele Police.

En tanto, el procurador general de la Nación, Giuseppe Bonissi, solicitó a la Corte Suprema de Justicia que declare inconstitucional el segundo párrafo del artículo 196 del Código Penal, que despenaliza la calumnia y la injuria para altos servidores del Estado.

UN GOBIERNO EXIGENTE

El investigador en mercado Jaime Porcel manifiesta que ‘ha habido un avance sensible; sin embargo, los gobiernos siguen señalando la exigencia a los medios para que publiquen noticias que sean acordes a lo que esperan. Buscan un periodismo más complaciente’.

Porcel reflexiona sobre la relación periodista - gobierno y plantea que ‘actualmente encuentro quejas más frecuentes de parte de algunos ministros y del presidente Ricardo Martinelli. Este gobierno tiene una fuerte resistencia ante el papel crítico de la prensa. A veces para reflexionar sobre ello, pero otras echan para atrás. Hay una tregua que rápidamente se acaba’.

La red Voces Libres de Panamá envió un comunicado en el que reflexionó sobre los últimos ataques a la prensa panameña: ‘Las tácticas intimidatorias y el hostigamiento contra medios de comunicación y profesionales son la moneda corriente de esta hora panameña, por lo que a los dignatarios exigimos el respeto a las reglas del juego democrático, particularmente sobre el libre ejercicio del pensamiento y la libertad de expresión, contenidas en nuestra Carta Magna y en compromisos y convenios internacionales a los que se ha adherido el Estado panameño’.

La OEA se unió a esta fecha en que los comunicadores sociales celebran el día dedicado a su profesión, exaltando la privilegiada labor que realizan los comunicadores sociales, al igual que señalan el reconocimiento que involucra el periodismo, en el esfuerzo diario para comunicar los hechos.