Temas Especiales

01 de Feb de 2023

Nacional

Tensión por medidas migratorias entre Nicaragua y Panamá

La Asamblea Nacional de Nicaragua, dominada por el oficialismo del gobernante Daniel Ortega, está empeñada en condenar al Gobierno del p...

La Asamblea Nacional de Nicaragua, dominada por el oficialismo del gobernante Daniel Ortega, está empeñada en condenar al Gobierno del presidente Ricardo Martinelli en las políticas migratorias más rigurosas que le impusieron a principios de año al nicaragüense que vieja a suelo panameño.

Este jueves el congreso nica, compuesto por 92 diputados cuyo período va del 2007 al 2012, aprobó una declaración de forma unánime expresando su desacuerdo ante las medidas migratorias adoptadas por el Gobierno panameño en contra de los nicaragüenses.

En el documento se insta a las autoridades panameñas a cambiar las medidas y a la Cancillería de Nicaragua a entablar un diálogo y luego de no lograr la cancelación de las restricciones pide al Gobierno de Ortega aplicar las mismas medidas a los panameños que viajen a suelo nica.

La noticia ya está circulando en la región y se puede leer en los portales de La Radio del Sur, de Caracas, Venezuela; el portal ADN.es Internacional y Terra.

¿Qué ha pasado?

El pasado 26 de enero, el Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá, por primera vez, anunció que los nicaragüenses deben presentar su boleto de ida y regreso si entran por avión y si viajan por excursiones las autoridades sacarán copias de la hoja general del pasaporte y luego cotejarán la copia y la lista de los viajantes. De faltar una persona, el SNM deportará a Nicaragua a los participantes de la excursión.

Los nicaragüenses que ingresan a Panamá a través de carreteras deben disponer, además, de una visa de tránsito válida por 30 días, conferida por el consulado de Costa Rica en Managua.

Las autoridades panameñas sostienen que adoptaron esas medidas migratorias en la frontera de Panamá con Costa Rica ante el creciente número de ciudadanos nicaragüenses que entran al territorio panameño en excursiones y luego "se quedan de manera ilegal".

El vocero de Migración, Didacio Camargo, dijo a La Estrella Online que resulta muy costoso para el gobierno la alimentación, hospedaje y pasaje aéreo del traslado de Panamá a suelo nicaragüense de los ciudadanos que se quedan.

Quejas

Los visitantes de Nicaragua se han hecho sentir e incluso activistas de derechos humanos y figuras vinculadas a temas de cancillería han repudiado las restricciones panameñas al punto de hablar de una "camaradería" entre Panamá y Costa Rica para doblegar a los nicas en su conflicto por el río San Juan. Las notas las ha reportado el diario La Prensa, de Nicaragua. El 4 de noviembre del año pasado, Martinelli se puso del lado de Laura Chinchilla, mandataria tica y criticó al gobierno de Ortega, al que incluso dijo que invadía suelo costarricense con militares en el conflicto centroamericano.

Las quejas no paran. La Comisión de Población Desarrollo y Municipios de la Asamblea aprobó a inicios de febrero una carta al Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua para que responda y aplique medidas recíprocas migratorias a Panamá como una forma de reclamar en lenguaje diplomático.

En tanto, Jacinto Suárez, vicepresidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), ha denunciado en dos ocasiones la arbitrariedad de las autoridades migratorias de Panamá de exigir boleto aéreo aunque se entre por vía terrestre.

Suárez, jefe de Relaciones Internacionales del gobernante Frente Sandinista de Nicaragua, no descartó una demanda contra el presidente panameño.

Unos 443 mil 292 dólares en la deportación de 752 extranjeros, en su mayoría nicaragüenses, invirtió Panamá en el 2010, según el Servicio Nacional de Migración.

En los últimos 16 meses entraron 32 mil nicaragüenses de los cuales 6 mil se quedaron en suelo panameño.

El tema parece complicarse entre Panamá y Nicaragua, cuyas relaciones diplomáticas se establecieron el 13 de diciembre de 1938.