21 de Feb de 2020

Nacional

Diálogo con poco avance

CHIRIQUÍ. La primera sesión del diálogo entre los ngöbes y la comisión ad hoc de diputados para el estudio de una nueva ley de minería y...

CHIRIQUÍ. La primera sesión del diálogo entre los ngöbes y la comisión ad hoc de diputados para el estudio de una nueva ley de minería y de protección de los recursos hídricos de la comarca Ngöbe Buglé transcurrió ayer con pocos avances y con innumerables tropiezos.

Los indígenas exigieron a los diputados integrar a la mesa de diálogo a un representante del Ejecutivo y otro de la Iglesia católica —para mediar—; de lo contrario, frenarían la negociación.

El diputado Fernando Carrillo, líder de la comisión especial dijo que harán saber al Ejecutivo sobre esta solicitud; empero, ese órgano tendrá que decidir su participación.

Por lo dilatada de la jornada, las partes no lograron consensuar ni la agenda ni la metodología de discusión.

DIVISIONES EN LA MESA

Poco después de iniciar el diálogo, los indígenas de la Coordinadora por la Defensa de los Recursos Naturales y el Derecho de los Pueblos Ngöbes solicitaron un receso para conversar en un salón aparte. En ese momento, un grupo de al menos 100 ngöbes se manifestó frente a la oficina de la Asamblea, en apoyo a la minería comarcal.

Ante eso, los diputados le propusieron escoger a tres líderes para integrarse al debate, idea que rechazó la coordinadora.

La situación obligó a la comisión ad hoc a atender por separado a las dos delegaciones.

Aún así, los diputados aclararon que aunque el diálogo se iniciará con la coordinadora, una vez empiece la discusión de una nueva legislación minera se abrirá el compás a todos los grupos interesados, tanto en contra como a favor de la explotación minera.

El grupo de indígenas que protagonizaron la protesta decidieron retirarse del lugar; sin embargo, en ese momento se produjo un fuerte altercado con los dos bandos ngöbes por sus posiciones frente al desarrollo hidroeléctrico y minero en la comarca.

La propuesta llevada a la mesa por los indígenas contempla la prohibición de la actividad minera e hidroeléctrica en su comarca, así como la declaración de una moratoria ambiental hasta el 31 de diciembre de 2014.