15 de Ago de 2022

Nacional

Crisis en escuela paraliza labores

PANAMÁ OESTE. Cansados de recurrir a diferentes instancias del Ministerio de Educación para solicitar respuesta a las necesidades del pl...

PANAMÁ OESTE. Cansados de recurrir a diferentes instancias del Ministerio de Educación para solicitar respuesta a las necesidades del plantel, ayer docentes del Centro Básico General Residencial Vista Alegre, de Arraiján, marcharon por segundo día y anunciaron que se mantendrán en un paro militante hasta que obtengan respuesta a un pliego de peticiones, entre las que se incluye la restitución de la trabajadora manual.

Aunque este plantel tiene prioridades que no han sido atendidas por las autoridades educativas, el detonante de esta situación fue la destitución —para ellos injustificada— de la trabajadora manual Brenda Valdez, quien tenía cinco años laborando eficientemente en esta escuela.

Esta decisión ha agravado la situación del plantel, porque de las tres trabajadoras manuales que tenían solo quedaron dos, una de las cuales está incapacitada. ‘Para la cantidad de estudiantes que son —mil 800— es muy poco’, indicó la vicepresidenta de la asociación de padres de familia, Vivian de Garcés.

Agregó que al Ministerio de Educación también le han solicitado respuesta a otras necesidades, como el nombramiento de inspectores y celadores, pues no tienen ninguno; aseadores y la ampliación del colegio, ‘pero no hemos recibido ni siquiera una llamada del Ministerio de Educación’, asegura.

Insistió en que han enviado cartas a la Dirección Regional de Educación y tampoco han obtenido respuesta, ‘por eso hemos decidido seguir con este tipo de manifestación y yo invito a los padres de familia a que se unan porque sus hijos son los afectados porque aquí en cualquier momento puede haber un foco de infección o dengue’.

La vocera de los padres de familia dijo que sobre esta problemática también le han enviado cartas a los representantes de Arraiján y al alcalde Manolith Samaniego, de quienes tampoco han recibido apoyo.

El profesor Pedro Ventura, docente de Ciencias y padre de tres niños que estudian en este plantel, dijo que si llegaron a esta decisión de protestar en las calles es porque la situación se hizo insoportable, ya que el pasado miércoles 20 de marzo organizaron la última jornada de limpieza para dejar el colegio limpio y aunque han enviado varias cartas a la directora Regional de Educación, María Castro de Tejeira, hasta el momento ha sido imposible que les conceda una cita a la comunidad educativa: ‘no hemos recibido ni una llamada de ella ni de ningún supervisor, entonces decidimos decretar un paro militante’.

Recalcó que la Escuela Residencial Vista Alegre no tiene apoyo de nadie porque el director, junto a los demás profesores del plantel y padres de familia, enviaron nota sobre las necesidades a todos los representantes y al alcalde Manolith Samaniego iniciando el año escolar y no han recibido respuesta.

Por otra parte, el director del Centro Básico General Cristóbal Adán De Urriola (CADU) de Arraiján, Baldomero Salazar, dijo que por el momento no hay ninguna respuesta concreta sobre las necesidades del plantel, en donde las clases se están dando parcialmente, porque el problema del pabellón B que se inundó con aguas negras, en donde se trabaja lentamente y ya los estudiantes que dan clases en ese pabellón ya llevan dos semanas en sus casas.

Hasta el momento solo han recibido promesas, pero el director insistió en que ‘esperamos que no sean solo promesas en papel, sino que sean un hecho porque las clases se están dando parcialmente y con mucha incomodidad, cuando eso debió atenderse con prioridad’.

En la CADU existe la promesa de que se van a ejecutar proyectos importantes como la acometida eléctrica, de los techos y aspectos sanitarios, que va nuevamente a licitación, pero es necesario que se agilice porque es un problema que tiene más de 10 años.