27 de Oct de 2021

Nacional

Aumenta tráfico de droga por el Istmo

PANAMÁ. Aquel estribillo oficialista: ‘Vamos bien’ sin duda no se aplica en el avance al combate a este flagelo. Según la Oficina Antidr...

PANAMÁ. Aquel estribillo oficialista: ‘Vamos bien’ sin duda no se aplica en el avance al combate a este flagelo. Según la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), junto a Guatemala y Honduras Panamá forma la triada de países más utilizados para trasegar y almacenar la cocaína de nuestros vecinos del sur que circula hacia México y los Estados Unidos.

Una preocupación que se anexa a los informes que dan cuenta de que en los países de la zona tenemos ‘fronteras porosas, corrupción y fuerzas policiales mal equipadas y sin entrenamiento adecuado’.

El ministro de Seguridad Pública de Panamá, José Raúl Mulino, está al tanto de esto y respondió: ‘La DEA tiene razón. Panamá es la primera frontera de las drogas con Centroamérica y Estados Unidos. De ahí nace nuestro esfuerzo por custodiar nuestras aguas, el territorio y el espacio aéreo, para combatir el narcotráfico internacional’.

Una especie de mea culpa que tuvo como escenario su reciente participación en el plenario del Consejo Provincial del distrito de Remedios, en su natal Chiriquí, donde recordó los 3 millones de dólares invertidos en esta materia en la provincia para dotarla de más seguridad ante el crimen organizado y para blindar nuestra frontera con Costa Rica. ‘El presidente de la república, Ricardo Martinelli, y mi persona tenemos la responsabilidad de equipar con tecnología a los estamentos de Seguridad Pública, para brindarle a los ciudadanos un Panamá seguro’, dijo Mulino.

Un cálculo algo conservador respecto a las expectativas de las autoridades estadounidenses.

Un informe del Congreso, fechado en Washington el miércoles pasado, propone el entrenamiento estadounidense de fuerzas de élite policial para que se expanda en América Central, y así luchar contra el dominio de Los Zetas y el cartel de Sinaloa, los dos principales carteles mexicanos que operan en nuestros países.

Hablan de superagentes entrenados que ya operan en Panamá y Guatemala, cuya experticia debería trasladarse a los otros países de la región. ¿Conoce algún grupo élite en la Policía de Panamá con estas características?

Mientras se multiplican los nuevos ‘Rambos’, en América Central seguimos contando con tasas de homicidios muy altas producto de la presencia de la droga en nuestras calles.