19 de Ago de 2022

Nacional

Noriega peleará por sus bienes

PANAMÁ. Una vez de vuelta en Panamá, el ex dictador Manuel Antonio Noriega está dispuesto a enfrentar cualquier proceso judicial en su c...

PANAMÁ. Una vez de vuelta en Panamá, el ex dictador Manuel Antonio Noriega está dispuesto a enfrentar cualquier proceso judicial en su contra, pero también pretende emprender una batalla legal para recuperar los bienes que le fueron confiscados por las autoridades nacionales en su ausencia.

Después que Noriega fue trasladado a Miami en 1989, las autoridades judiciales panameñas entablaron una serie de procesos penales y en su contra.

Producto de estos procesos judiciales, en el año de 1996 le confiscaron bienes que en aquel entonces estaban valorados en $24.8 millones.

En el caso de que parte de los bienes no existan o estén deteriorados, correspondería al Estado —según su apoderado legal, Julio Berríos— responder por estos.

CONDENA POR CORRUPCIÓN

En una copia de la sentencia emitida por el Juzgado Cuarto Municipal de Panamá, Ramo Penal el 12 de septiembre de 1996 a la cual tuvo acceso La Estrella, se detalla de manera esquematizada ‘la totalidad de los bienes muebles e inmuebles incautados’ a Noriega, a su esposa Felicidad Sieiro, así como a sus hijas Thays y Sandra Noriega Sieiro.

La sentencia fue dictada por la jueza María de Lourdes Estrella.

La familia Noriega fue procesada y condenada —según se establece en el fallo— por corrupción de servidores públicos y aprovechamiento de cosas provenientes del delito.

Al momento de ser notificado de la citada resolución en la cual se estableció la confiscación de estos bienes, el entonces abogado de Noriega, Rubén Moncada Luna, interpuso un recurso de apelación en la misma.

BATALLA LEGAL

Su actual abogado, Julio Berríos, confirmó a La Estrella que una vez en Panamá, su cliente está en disposición de emprender una batalla legal por recuperar sus bienes.

Berríos dijo que Noriega fue juzgado en ausencia, lo cual es violatorio del debido proceso. Además, hay convenios internacionales de los cuales Panamá es signatario que establecen la prohibición.

El apoderado legal del ex militar panameño sostiene que existen los medios para probar la procedencia de los bienes y así lo harán ante los tribunales.