Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

El HSV-2 Swift estuvo en Panamá

PANAMÁ. Tiene una extensión de 318.9 pies de longitud y puede alcanzar una velocidad máxima de 46.8 nudos por hora. Su diseño modular pe...

PANAMÁ. Tiene una extensión de 318.9 pies de longitud y puede alcanzar una velocidad máxima de 46.8 nudos por hora. Su diseño modular permite que la nave se adapte para dar apoyo a cualquier misión sin necesidad de permanecer largos períodos de tiempo en puerto.

Este bimarán de alta velocidad, identificado como ‘HSV 2 Swift’ de la Armada Naval de los Estados Unidos, atracó recientemente en el puerto Vasco Núñez de Balboa (la antigua base naval de Rodman), en las riberas del Canal de Panamá, en su recorrido por Centroamérica, donde llegó para cumplir acciones relacionadas con el Programa Base de Amistad del Sur, ‘cuyo objetivo es intercambiar las experiencias entre países amigos sobre posibles desastres y poner en práctica los servicios médicos por epidemias, ingeniería en reconstrucción, entre otros y brindar apoyo con equipos y/o materiales a instituciones públicas’, según se explicó.

Hizo un alto navideño en aguas panameñas, donde fue posible conocer, además de su utilización para programas sociales, de su versatilidad para el combate. El sorprendente ‘HSV-2 Swift’ fue construido en el 2003 por la empresa australiana Incat, en Hobart, Tasmania, y es arrendado a la Marina estadounidense a través de Bollinger - Incat de Lockport, Louisiana.

El valor del contrato para el primer año es de $21,7 millones, según datos de la prensa especializada.

Construido en aluminio, es asignado al Comando de Guerra de Minas. Reemplaza temporalmente al ‘USS Inchon’ como buque de mando y control de guerra de minas, y como plataforma de pruebas para el proyecto LCS.

Puede desarrollar una velocidad máxima de 45 nudos, es decir unos 85 Km/h; es un buque de alta velocidad.

Su paso por las esclusas de Miraflores, en ruta a Valparaíso, Chile, fue todo un espectáculo.