Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Esterilización y lactancia escolar

PANAMÁ. Disminuir la sobrepoblación —sobre todo en áreas de extrema pobreza, donde hay familias que no devengan ni el salario mínimo par...

PANAMÁ. Disminuir la sobrepoblación —sobre todo en áreas de extrema pobreza, donde hay familias que no devengan ni el salario mínimo para vivir— ha sido un reto en países que enfrentan desigualdad social y barreras socioculturales.

Esos planteamientos son avalados por el diputado Crispiano Adames, proponente del proyecto de ley N° 196, que busca reducir a 21 la edad para que las mujeres (con 2 o 3 hijos), puedan someterse a la operación de esterilización, al igual que el hombre con la vasectomía.

El proyecto de ley N° 196 —que está en segundo debate en la Asamblea Nacional— al igual que el proyecto de Ley N° 305, que garantiza la salud y la educación de las adolescentes embarazadas buscando la instalación de salones de lactancia en las escuelas públicas, sigue generando controversias entre quienes no los ven con buenos ojos.

Adames defiende la propuesta señalando que la vigente Ley 48 de 1941 es retrógrada, discriminatoria y viola los derechos humanos. Considera que es una ley para las mujeres pobres.

‘Me gustaría saber la posición de la iglesia y de personajes públicos que simplemente se oponen’, agregó, al tiempo que afirmó que en hospitales privados las mujeres se operan antes de tiempo y como el dinero es el que manda, ‘nadie dice nada’.

Para la doctora y orientadora Rosa María Britton, la mujer debe tener la libertad de solicitar que le hagan un tratamiento y no esperar que se llene de hijos para esterilizarlas.

Por su parte, la ministra de Educación, Lucy Molinar, tampoco está de acuerdo con los proyectos. Ayer en entrevista en Telemetro, informó que envió a unos técnicos del Meduca a la Asamblea para sustentar por qué no es viable esta propuesta. Se le llamó y respondió que no quiere hablar del tema.

Para el sacerdote y vocero de la Arquidiócesis de Panamá, Rómulo Aguilar, no se puede estar de acuerdo con una práctica que rechaza la ley bíblica, los humanos están llamados a ser responsables consigo mismos.