Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

El nuevo Curundú

PANAMÁ. El pastor Juan Bautista extendió sus oraciones por dos horas más. Predica en un kiosco cerrado en frente de la zona conocida com...

PANAMÁ. El pastor Juan Bautista extendió sus oraciones por dos horas más. Predica en un kiosco cerrado en frente de la zona conocida como La Casera. Para las diez de la mañana de este jueves apaga el micrófono y se enfila hacia donde se realizaría el acto de entrega de llaves de las primeras 240 unidades. ‘Esto nos ocurre una sola vez en la vida y hay que ser agradecido con el de allá arriba’, dice.

Al poco, Bautista en l a fila dice su nombre e ingresa junto a otros curundeños en el salón destinado al evento. Hay ambiente de fiesta: muchedumbre, altavoces, carros con comida, aguas, bebidas y bolsas de hielo.

Hasta los niños saben el motivo de la alegría y apenas ingresan se cuelan entre los invitados especiales y quedan trepados en los juegos de las áreas verdes o en la cancha recién construida.

Los residentes esperan sentados y conversando entre ellos. Un coro de niños y adolescentes abre el acto. Entonan la canción ahora le toca a Curundú.

Los cantores cantan, pero no dejan de mirar al presidente de la República, Ricardo Martinelli, en primera fila junto a algunos ministros y altas autoridades de la Iglesia católica. Ahora le toca a Curundú.

José Domingo Arias, ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial y uno de los primeros en llegar, habla de los avances de la obra y de los diferentes componentes que tendrá.

El agua será de la potabilizadora de Miraflores y se plantarán centenares de árboles. Las dos fases restantes las entregarán antes del mes de diciembre. Muy cerca de allí se escucha la maquinaria que construye el túnel de la línea 1 del Metro.

Algunos moradores de Curundú dicen algunas palabras. ‘Ahora sabré lo que es vivir en un techo sin goteras, ya no tendré que salir por el agua a la pluma del patio’, ‘yo ahora sé lo que es tener una tarjeta porque tengo trabajo, por 46 años nadie nos había mirado, gracias al presidente’.

Los testimonios arrancaban aplausos y la emotividad se transformaba en lágrimas.

En el discurso del mandatario prometió viviendas dignas a todos los sectores marginales como esas y las que está construyendo en la provincia de Colón.

Criticó que hay políticos que nunca habían hecho nada por Curundú. Luego entregó las llaves a las primeras personas que este lunes comenzarán a mudarse y recorrió el área. Una de las primeras beneficiadas fue la exboxeadora Ana Pascal.

Mientras el presidente jugaba fútbol con unos pequeños que estrenaban la cancha, Bautista y una señora con un bebé en brazos calculaban los espacios. ‘Aquí pondré mis muebles, allí el camarote de los pelaos y remodelaré la cocina para tener más espacio’.

Para las doce mediodía de ayer, los curundeños quedaron nuevamente solos, recorriendo mentalmente los apartamentos que desde este lunes podrán estrenar mientras el pastor Bautista agradecerá a Dios desde su tarima a la orilla de la acera.