Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Nacional

Inédito: Panamá exporta mercenarios a Abu Dabi

PANAMÁ. Con la salida de Gustavo Pérez de la Comandancia de la Policía Nacional (PN) comienzan a conocerse una serie de acciones que se ...

PANAMÁ. Con la salida de Gustavo Pérez de la Comandancia de la Policía Nacional (PN) comienzan a conocerse una serie de acciones que se ejecutaban casi en la clandestinidad y sin la aparente aprobación del Ministerio de Seguridad Pública, confirmando las sospechas de la ciudadanía acerca de la remilitarización de este ente de seguridad pública. La creación de las fuerzas de élite (cuatro unidades en total y los ‘Panacomandos’ que integran efectivos de diferentes estamentos) con ayuda internacional en la preparación de agentes para operaciones especiales, comandos junglas, anfibias y otras de combate al terrorismo, es solo una parte del ‘juego’.

Entre las revelaciones tenemos que uno de estos grupos de élite, la Unidad de Fuerzas Especiales (UFEC), al mando del subcomisionado Sisinio Núñez, para ser específicos, tiene algún nivel de compromiso con el reclutamiento de agentes para brindar servicios —a través de un grupo especial privado de origen estadounidense— de custodia de bienes e instalaciones sensitivas en Abu Dabi, la capital del emirato árabe homónimo.

Datos obtenidos por La Estrella dan cuenta de que a inicios del 2010, un capitán y un teniente asignados a la UFEC (con las iniciales R.V. y J.G.) salieron de la unidad especializada de ‘‘licencia sin sueldo’’ con la misión de reclutar un personal especial en Panamá para integrar una fuerza paramilitar de mercenarios que, junto a ex combatientes de Colombia y Sudáfrica, se encargaría de defender oleoductos y rascacielos de ataques terroristas y de sofocar revueltas internas. El proyecto se identificó como ‘‘Thor’’ y funcionaba en la oficina 106 del Edificio Doschester, en la vía España, de esta ciudad.

Estos grupos estarían pagados por Blackwater, una empresa privada de origen estadounidense que ofrece, entre otras prestaciones, servicios de seguridad a nivel nacional e internacional, entrenamiento militar y asistencia en situaciones trágicas.

Uno de sus fundadores y cara visible de Blackwater es Erik Prince. Prince, de ideología católica y republicana, se muestra orgulloso de su empresa y se presenta como un ferviente luchador contra el terrorismo internacional.

Volviendo al plano local, los panameños reclutados (unos 65 hombres en total) salieron de las filas de la Fuerza Pública, otros son civiles y el resto jubilados de las desaparecidas Fuerzas de Defensa de Manuel Antonio Noriega.

Los mismos datos obtenidos dan cuenta de que el ‘‘ala panameña de Blackwater’’ utilizó por semanas enteras las instalaciones para práctica de tiro y armamento de la Unidad de Fuerzas Especiales (UFEC) que opera en la Academia de Policía (ACAPOL), ubicada en Gamboa.

El capitán J.V., en licencia sin sueldo, siempre estuvo en Panamá y fungía como reclutador. Hacía las pruebas físicas y de tiro en Gamboa, según se explicó.

Por otro lado, se conoció que entre los compromisos del teniente J.G. con el exdirector de la Policía Nacional Gustavo Pérez, tras recibir el entrenamiento de Blackwater en especialidades de paracaidismo y como francotirador, era retornar al país para transmitirle a los ‘‘comandos’’ de la UFEC los conocimientos adquiridos en los Emiratos Árabes Unidos. ‘El teniente regresó en marzo (este mes) y no retornó’, revela una de las fuentes consultadas que corrobora dicho compromiso.

La salida de Pérez de la Policía complicó las cosas. Ya no se podía seguir aprobando las licencias sin sueldo ni seguir utilizando los polígonos de ACAPOL ni las armas de la UFEC para esos fines.

El otro gran revés para el Proyecto Thor: Como en casi todas las cosas que operan en Panamá, hubo ‘‘juega vivo’’. ‘La razón por la cual dejaron de enviar unidades a Emiratos era que les hacían un contrato por 2,500 dólares, cuando en realidad el pago era de 6,000. Las unidades se percataron de eso y renovaron sus contratos directo con los Emiratos’, reveló uno de los oficiales que aplicó para viajar a Medio Oriente.