Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

Moltó admitió grupo especial

PANAMÁ. El director de la Policía Nacional, Julio Moltó, reconoció ayer —sin ofrecer mayores detalles— la existencia de un grupo de poli...

PANAMÁ. El director de la Policía Nacional, Julio Moltó, reconoció ayer —sin ofrecer mayores detalles— la existencia de un grupo de policías que se entrenó en paramilitarismo en la Academia de la Policía.

Moltó informó que verificará si se trataba de un intercambio de entrenamiento policial.

‘Entiendo que en algún momento se solicitó polígonos de la Policía, pero revisaremos lo que ocurrió y después se podrá hablar del tema’, dijo. Confirmó que los policías que participaron en el programa tenían licencia sin sueldo y prestaron los servicios a título personal.

Las reacciones de Moltó surgen por una publicación de La Estrella que da cuenta de la existencia desde el 2010 del ‘Proyecto Thor’, que reclutaba policías y militares interesados en participar en una fuerza paramilitar que junto a combatientes colombianos viajaron a Emiratos Árabes Unidos. Allá se dedicaban a defender oleoductos y rascacielos de posibles ataques terroristas.

Parte de los entrenamientos de estas fuerza élite se realizaron en las instalaciones de la Academia de Policía en Panamá.

Incluso se habla de la existencia de la Unidad de Fuerzas Especiales al mando del subcomisionado Sisinio Núñez.

El grupo era pagado por la empresa estadounidense Blackwater, que ofrece servicio de seguridad, entrenamiento militar y asistencia en situaciones trágicas.

El ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, dijo que ayer en horas de la mañana habló con Moltó sobre el tema. ‘Es un problema interno de la Policía y al director le tocará hacer las investigaciones y lo que corresponde’. Agregó que la política del Gobierno no es ni entrenar ni exportar mercenarios.

Moltó confirmó ayer la renuncia de Kauris Amador, directora de Responsabilidad Profesional, señalada por el ministro Mulino de amenazarlo con ‘cerrar filas’ si no retiraba un proyecto de ley que creaba una junta disciplinaria independiente.