06 de Dic de 2021

Nacional

Sobre Shackelford no hay causa alguna en Panamá

PANAMÁ. La organización criminal descrita por las autoridades judiciales de Nicaragua está formada por siete involucrados. Cuatro deteni...

PANAMÁ. La organización criminal descrita por las autoridades judiciales de Nicaragua está formada por siete involucrados. Cuatro detenidos y tres prófugos. Entre ellos sobresale un norteamericano con la cédula panameña E-8-43895, Gerald James Shackelford Vaughn, el supuesto dueño de la franquicia para Centroamérica del Club Elite e identificado como el cerebro de las operaciones de lavado de dinero de negocios ilícitos, donde además del narcotráfico, también se menciona el tráfico de personas.

Los otros seis: Henry Fariñas, su hermano Pedro Fariñas: Hugo Jean Figueroa; Guillermo José Blandón, Julio Antonio Calero Pasos, Isaías Reyes González y William Vargas Conrado.

Pese a los graves cargos que le formulan en la tierra de Sandino y de los reiterados pronunciamientos de las autoridades de solicitar a la Interpol ‘que lo ubiquen en cualquier lugar, sobre todo en Panamá’, en nuestro país no hay -hasta la hora del cierre de esta edición- requerimiento alguno en esta dirección.

Consultas realizadas por La Estrella en varias dependencias públicas dan cuenta que este caso no ha tenido resonancia alguna en Panamá.

La solicitud de Nicaragua debe ser recibida para su trámite por la Dirección General de Asuntos Jurídicos y Tratados del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, y, según lo informado, conocen del caso por lo que publicó inicialmente este diario.

Según difundió el martes pasado el diario La Prensa de Nicaragua, la comisionada Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial, ya se habían iniciado las coordinaciones pertinentes con Panamá.

INVESTIGACIÓN DE OFICIO

En el Ministerio Público, el fiscal primero de Drogas, Javier Caraballo, dijo desconocer de estas diligencias. En esa dirección, varios juristas consultados coinciden que es responsabilidad del Ministerio Público abrir una investigación de oficio para determinar si los delitos que son ventilados en Managua repercuten en nuestro país, sobre todo cuando se menciona que la casa matriz de la cadena de ‘night club’ señalada en la causa opera en Panamá desde hace varias décadas.

En la Policía Nacional (donde ayer anticiparon con diversas actividades la celebración del Día del Policía, que es el próximo sábado 14) no había información relacionada con este caso. Correspondería a la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) dar con el paradero de Shackelford en el momento en que se formalice la solicitud.

EL SILENCIO EN ELITE

La Estrella gestionó nuevamente una versión de la actual encargada de esta franquicia en Panamá, la viuda de su fundador (James Arthur Shackelford), Maira Esther Navarro Santamaría, pero no atendió los llamados.

Elite de la Calle 50, según su propia publicidad, es un club nocturno que ofrece ‘la agradable compañía de lindas chicas, bailarinas exóticas, shows internacionales en un ambiente privado, exclusivo, elegante y con fama internacional. Es un buen lugar para el entretenimiento nocturno adulto en la ciudad de Panamá’.

GRAVES ACUSACIONES

En Managua, el juez Quinto, Julio César Farías, convocó esta semana al gerente general del Elite que opera en esa ciudad, el recién arrestado Willian Vargas Conrado, para que comparezca a la audiencia inicial de remisión a juicio para el próximo lunes 30 de abril. También le levantó el sigilo bancario para congelar las cuentas bancarias que posea en ese país.

En esa audiencia deberán comparecer los otros detenidos a los que se les acusa de formar parte de un grupo dedicado a transportar drogas desde Costa Rica a Guatemala.

En el caso de Shackelford Vaughn se le identifica como líder del grupo narco vinculado al costarricense Alejandro Jiménez alias ‘Palidejo’ (detenido en Guatemala por la muerte de Facundo Cabral) y al colombiano Francisco García, alias ‘Fresa’.