Panamá,25º

15 de Nov de 2019

Nacional

‘El gobierno de panamá también violó un acuerdo con el de Italia’

Mauro Velocci, imputado en la causa, asegura que la ex ministra Roxana Méndez aumentó el precio convenido para las cárceles y que violó ...

Mauro Velocci, imputado en la causa, asegura que la ex ministra Roxana Méndez aumentó el precio convenido para las cárceles y que violó el pacto sellado entre los gobiernos de Italia y Panamá. Velocci es, hasta ahora, uno de los dos imputados que habló en la causa, además de Valtel Lavitola.

—¿Con quién conversó el supuesto pago para el Presidente?

—Con Lavitola. Cuando se cerró el acuerdo con Méndez era por 23 mil dólares por cada uno de los 5 mil 500 presos. Pero hubo una reunión entre Lavitola y la Ministra, donde ella me dice que el precio por cada preso sería 27 mil dólares. Yo estaba feliz porque para mí era más ganancia, pero Lavitola al salir de la reunión aclaró que esos 4 mil dólares por preso de más eran para el Gobierno. Si multiplicas 5 mil 500 por cada preso te da los 23 millones.

—La Ministra dijo que las cárceles eran caras...

—Cuando escucho eso digo claro que estaba más caro, ella sabe por qué. Yo tengo los papeles donde la Ministra dice que primero eran 23 mil dólares y 27 mil.

—¿Por qué usted decide revelar todo esto?

—Porque me di cuenta de este engaño. Este ha sido un engaño a una empresa y al gobierno de Italia, porque el Memorando de entendimiento firmado entre los dos países dice que no se puede hacer como lo hizo el gobierno de Panamá.

—¿Qué dice el Memorando?

—El acuerdo escrito dice que no se puede deshacer el contrato de las cárceles si antes no hay un acuerdo escrito entregado 6 meses antes y que debe haber un consenso entre las partes.

—¿Y usted nunca recibió una notificación de que no se haría el contrato?

—Yo lo que tengo de la Ministra es una carta donde me dice que está suspendido, porque el Gobierno necesitaba hacer un orden de prioridades. Pero no dice nada de precio abultado. En otra, la Ministra me pide hacer un arreglo en la cantidad de metros cuadrados, no del precio porque el precio ya estaba acordado. Cuando yo estaba por hacer estas modificaciones al contrato, me doy cuenta que 10 días después la Ministra había hecho un contrato para la construcción de celdas modulares en Chorrera, con una empresa que no era la mía. Allí me doy cuenta del engaño. Firmando un contrato con otra empresa, el Gobierno violó el memorando. No lo firmé yo, lo firmó el gobierno de Italia. Cuando yo quería hablar con la Ministra mientras estuvo Valter, ella respondía. Yo le podía pedir citar a las 9 de la noche o en domingo y siempre estaba. Luego no.