Temas Especiales

04 de Jun de 2020

Nacional

Investigan tala de 665 árboles en La Chorrera

BARRIO BALBOA.. El director de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en Panamá Oeste, Armando Peralta, reunido con autoridades munic...

BARRIO BALBOA.. El director de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en Panamá Oeste, Armando Peralta, reunido con autoridades municipales del distrito de La Chorrera, acordó esperar el informe que delimita el terreno de las seis hectáreas asignadas para un Parque Ecológico y las 12 hectáreas que pertenecen a la Fundación Virgen de Las Rocas, para determinar si el sacerdote José Luis Andrade cortó los árboles sin contar con el permiso correspondiente, por lo cual le cabría una sanción.

En la reunión, celebrada el martes, estuvieron presentes el alcalde Temístocles Javier Herrera; el representante de Barrio Balboa, Tomás Velásquez; el asesor del concejo, Luis Domínguez; una comitiva de los precaristas que el domingo invadieron seis hectáreas municipales y el director de la ANAM en Panamá Oeste.

Peralta fue claro al señalar que el Municipio tiene que mandarle un informe sobre el terreno de seis hectáreas que le pertenece ‘para poder actuar’ porque expidió un permiso en base a un título de propiedad de un área de 12 hectáreas, ‘para lo cual el padre nos envió toda la documentación correcta’.

Agregó que espera que el municipio le entregue el informe solicitado para entonces abrir un expediente ‘y quizás sancionar al padre por talar sin el permiso correspondiente’.

NO QUIEREN JUEGA VIVO

Los precaristas aseguran que el día lunes el sacerdote Andrade les manifestó que esos árboles él los había sembrado antes de que ellos existieran. ‘Por qué no los podía tumbar ahora’, les contestó el sacerdote.

Por su parte, Tomás Velásquez tiene previsto revaluar con los representantes la posibilidad de que el terreno que fue recientemente invadido sea distribuido a las personas que realmente necesiten dónde vivir, a través de la derogación del acuerdo por medio del cual fueron asignadas como área protegida, pero con previa evaluación socioeconómica para evitar el juega vivo.

Herrera solicitó a la ANAM que haga las evaluaciones para identificar quiénes son los responsables de este delito ecológico por la tala de más de 600 árboles de teca y acacia mangium.