Temas Especiales

27 de Sep de 2020

Nacional

Historias de los ‘ninis’ cédula 9

SONÁ.. ‘No estudio porque eso no sirve, vivo con mi abuela y ella me da todo lo que yo necesito. He tratado de conseguir trabajo, pero n...

SONÁ.. ‘No estudio porque eso no sirve, vivo con mi abuela y ella me da todo lo que yo necesito. He tratado de conseguir trabajo, pero no hay. Mi abuela me dice que para estar en la calle exponiéndome a cualquier cosa, mejor que me quede en la casa’, cuenta Juan Cáceres, un joven de 18 años del distrito de Soná.

Eduardo Valencia, de 20 años, narra que reprobó varias materias en sexto año y luego ya no lo aceptaron en la escuela, por lo que sus padres decidieron que tenía que ir a la nocturna, pero él no quiere y le pidieron que se quede en casa.

Estos son dos testimonios de los 100 mil jóvenes de entre 12 y 24 años de edad que comparten esta realidad en Panamá, los llamados ‘ninis’ —que ni estudian ni trabajan—, según el cuarto Informe Estado de la Región, presentado en octubre pasado por el Consejo Consultivo del Programa Estado de la Nación en Desarrollo Humano Sostenible.

En la provincia de Veraguas se mira el problema solamente desde la óptica de los estudiantes que abandonan las aulas. No cuentan con estadísticas de ninis.

En la oficina regional del Ministerio de Educación (Meduca), dicen que este fenómeno no tiene cifras alarmantes; sin embargo, el año pasado 540 estudiantes dejaron sus estudios y hoy son chicos que podrían engrosar la lista de los ninis de la zona.

José Mojica, del Meduca, asegura que han implementado programas para que estos jóvenes regresen a las aulas escolares y así evitar que se queden en sus casas. ‘Se evalúa la situación de cada alumno y se le anima a que regrese a clases’, amplía el funcionario.

Mojica detalla que los supervisores y los corregidores juegan un papel importante, ellos tienen el deber de vigilar que los jóvenes cumplan con sus estudios hasta el noveno grado.

Omaira Toruño, del Ministerio de Desarrollo Social, asegura que cuentan con programas para que estos jóvenes puedan insertarse en la vida común.

‘El programa Formación de Líderes Comunitarios se desarrolla con la intención de ayudar a los jóvenes a forjarse su futuro y a trabajar por lograr sus metas’, destaca Toruño.

Aunque la provincia no cuenta con un censo de los ninis, el telón de fondo del problema es profundo: Eduardo dice que no irá a la universidad ni trabajará porque sus padres son maestros y le compran lo que necesita. Y Juan cuenta que aunque su madre viajó a trabajar a la capital y lo dejó con su abuela, esta última le compra todo lo que él quiera.