Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Nacional

Narcos estarían tras desaparecidos

PANAMÁ. Ya han pasado ocho días desde su desaparición y no hay señales de la familia Linares Álvarez. Simplemente se los tragó la tierra...

PANAMÁ. Ya han pasado ocho días desde su desaparición y no hay señales de la familia Linares Álvarez. Simplemente se los tragó la tierra y no pasa nada.

En la Policía Nacional no ‘tienen ni idea’ de lo que pudo pasarle a los médicos Nivaldo Linares Pérez y Sayli Álvarez, y a sus dos hijos, Álvaro (16 años) y Adrián, de 9.

Su actual empleador, la Embajada de Estados Unidos en Panamá, reiteró ayer un comunicado en el que destaca que ‘está trabajando de cerca con la Policía Nacional en este asunto’.

Mientras tanto, especialistas vinculados a la investigación en contacto con La Estrella no se muestran muy optimistas sobre un descenlace feliz en este proceso de búsqueda. ‘Lo más probable es que en cualquier momento lo que encontremos son cuatro cadáveres’, adelantan en tono cortante y un tanto deshumanizado.

Tienen elementos para pensar que los Linares Álvarez hayan sido interceptados en Ciudad de Panamá por sicarios al servicio de los cárteles mexicanos. ‘Sus publicaciones cuando vivió en México no le gustaron a más de cuatro y le pusieron precio a su cabeza’, aseguran. --‘¿No es algo temeraria esta afirmación? Este es un hombre de ciencias’, refutamos.

--‘Es lo que nos indican nuestros contactos allá y ya no te podemos decir más’, concluyen.

Y es que el nombre del médico investigador Nivaldo Linares Pérez está muy ligado a temas como: ‘México, consumo, prevalencia de consumo de droga, epidemiología, heroína y cocaína’. Los combina en su obra ‘Drogas inyectables y mortalidad. Estudio de las relaciones entre el uso de drogas inyectables y las muertes violentas en Ciudad Juárez, México, 2002’.

Sin duda, toda una eminencia a nivel regional. Doctor en medicina egresado del Instituto de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba, es un reconocido nefrólogo infantil que emigró a México a finales de los años 90, según las investigaciones.

Antes de vivir en Panamá, vivió y trabajó en Guatemala, según publicó hace tres días el portal Factor Internacional, tomando como fuente a otro portal electrónico: The Panama News, bajo la responsabilidad del estadounidense Erick Jackson.

Su misión en Guatemala, según pudimos establecer, lo ubica como gestor del programa de Influenza, de la Oficina Regional para Centroamérica y Panamá de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC-CAP).

Aquí en Panamá, en octubre de 2011, el vicepresidente Juan Carlos Varela posteó en su muro de Facebook que se reunió con el Dr. Nelson Arboleda, director Regional del Centro de Control y Prevención de Enfermedades del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos para intercambiar temas de interés nacional en materia de salud. En la reunión participaron Linares Pérez, en calidad de jefe del Programa contra la Influenza de la Oficina Regional de Centroamérica y Panamá, y John Law, ministro Consejero de la Embajada de los Estados Unidos en Panamá. De esta reunión se dijo que Varela pidió ayuda en el combate al dengue y a la bacteria KPC.