Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Sesión fugaz para derogar la Ley 72

PANAMÁ. La Asamblea acordó ayer, a la velocidad de la luz, derogar la Ley 72 que abría la puerta a la venta de las tierras de la estatal...

PANAMÁ. La Asamblea acordó ayer, a la velocidad de la luz, derogar la Ley 72 que abría la puerta a la venta de las tierras de la estatal Zona Libre de Colón.

Fue un proceso exprés y lleno de confusiones. Las presiones de la oposición y de juristas llevó a la Asamblea a convocar a una sesión sobre el mediodía para presentar, prohijar y aprobar en primer debate la propuesta.

A las 2:46 de la tarde, la Comisión de Comercio de la Asamblea, presidida por el diputado oficialista, José Herrera, consensuó la nueva norma que restituye, además, el Decreto Ley 18 de 17 de junio de 1948, mediante el cual se creó la zona franca.

Catorce minutos más tarde los informes de mayoría y minoría fueron presentados al pleno legislativo, aprobados, y el presidente de ese Órgano del Estado, Sergio Gálvez, oficializó la convocatoria para que a las 12:01 de la medianoche le dieran el segundo debate. Calificaron de ‘urgencia notoria’ el asunto.

Así las cosas, el país debería amanecer este sábado con la noticia de la aprobación en segundo debate de la norma que deroga una Ley 72, defendida a ultranza por el presidente Ricardo Martinelli, algunos de sus ministros, y que originó excusas y fracciones en la bancada legislativa de gobierno.

FÓRMULA TRAS FÓRMULA

La noticia de la derogatoria ocupó los principales espacios de los informativos matutinos desde las primeras horas del día.

El ministro Roberto Henríquez rompió en Telemetro con lo que consideraba la buena nueva del presidente Martinelli, quien llegará esta noche de Vietnam: había hablado con él, y una vez arribara a Panamá, convocaría a un Consejo de Gabinete urgente para aprobar la presentación de un proyecto de ley que derogara la norma para vender la Zona Libre.

El Ejecutivo sostenía que como la Ley 72 fue producto de una propuesta de ese Órgano del Estado, la que la reemplazara debía cumplir la misma ruta.

P

ronto surgieron las objeciones. Líderes en Colón dijeron que no querían esperar a que Martinelli decidiera desertar su viaje, de siete días, para apagar la crisis en Panamá.

Abogados y políticos, a la par, planteaban que Martinelli debía usar la tecnología para reunirse con su consejo de ministros por videoconferencia para pasar el proyecto que deroga la Ley 72. El presidente, por Constitución, debe liderar las reuniones de la mesa del poder. Pero, dijo la exmagistrada Graciela Dixon, ‘nada impide’ hacerlo a distancia.

La crisis se enredó jurídicamente. Las tesis sobre cómo derogar la Ley 72 sin la presencia del presidente pasaron al debate nacional.

Juristas planteaban que la modificación de una Ley Orgánica —como la de la Zona Libre— podía hacerse, además de por vía del Ejecutivo, por una comisión de la Asamblea. El diputado opositor José Isabel Blandón explicó que el único tipo de ley que, según jurisprudencia de la Corte, es potestad del Ejecutivo presentar, son las que crean instituciones. ‘Como la Zona Libre ya existe, podemos modificarla’, apuntó.

Los diputados proyectan que mañana, antes de que salga el sol, el proyecto será ley de la República, y que el presidente Martinelli la sancionará apenas pise el Palacio de Las Garzas.