03 de Oct de 2022

Nacional

Innovación para curar leishmaniasi

PANAMÁ. Los científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios en Salud (ICGES), también conocido como ‘El Gorgas’, están a un p...

PANAMÁ. Los científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios en Salud (ICGES), también conocido como ‘El Gorgas’, están a un paso de lograr un medicamento indoloro para las lesiones que causa la leishmaniasis.

Néstor Sosa, director del ICGES, señaló que no podían difundir estas conclusiones hasta que no sean presentadas ante la Sociedad Americana de Enfermedades Tropicales en Atlanta, Estados Unidos. Y esto ocurrió en noviembre pasado.

El investigador detalla que el proyecto inició en marzo de 2010 y finalizó en febrero del año pasado con 30 pacientes procedentes de Panamá, Colón y Capira. Estos pacientes eran los que se atendían en la Clínica de Enfermedades Tropicales del Gorgas.

‘Se les untó esta crema que contiene dos sustancias: Paromomicina y gentamicina, por 20 días y se les dio seguimiento por seis meses para verificar que las lesiones sanaran completamente. Durante este periodo obtuvimos resultados superiores al 94 por ciento en todos pacientes’, comparte el médico.

A diferencia del tratamiento inyectable que se aplica actualmente —que produce factores adversos, dice Sosa— la crema ha demostrado que no tiene intolerancia en los pacientes y se puede utilizar en todas las personas mayores de seis años.

Por estos logros fue que la FDA (Food and Drug Administration, de Estados Unidos) le propuso al Gorgas iniciar con una fase tres, concluyente, de la investigación, que fuese más abarcadora. ‘Esperamos iniciar en febrero con pacientes de Bocas del Toro, Coclé y Panamá’.

‘DE USO FÁCIL’

De lograrse los mismos resultados de los 30 pacientes con los 300, este medicamento será aprobado por la FDA y Panamá podría reemplazar los actuales inyectables.

Este hecho, según el médico, traería beneficios para los habitantes de las áreas apartadas. ‘Las personas no tendrían que trasladarse a los centros hospitalarios para curarse porque la crema se la puede aplicar una enfermera en los centros de salud de estas comunidades’.

MITOS DE LA PICADURA

El reservorio principal del microbio es el perezoso. Este animal habita en las zonas montañosas, por lo que los moradores de estas regiones son los más vulnerables a las picaduras de la chitra que transmite el parásito.

Sosa relata que en estas comunidades existen diferentes métodos no científicos para la curación de las heridas que deja la picadura.

‘Las personas suelen pensar que colocándose un machete caliente se sanan’, concluye el investigador.