Temas Especiales

30 de May de 2020

Nacional

El tabú se está rompiendo

Cuando Bianca Tapia decidió arrancar con sus cursos de sensual dance, lo único que se conocía de esta disciplina es que era presentada e...

Cuando Bianca Tapia decidió arrancar con sus cursos de sensual dance, lo único que se conocía de esta disciplina es que era presentada en clubes para caballeros e interpretada por desnudistas. ‘El curso lo implementamos en 2009, primero ofreciendo clases gratuitas como gancho para que se conociera el producto porque a pesar del trabajo que hemos hecho hasta ahora, la gente todavía mira esto como un tabú’, dice la propietaria de Pro Dance Academy.

‘No es algo que comentas libremente, ’yo hago clases de sensual dance’, o ’yo practico pole dancing’. Mucha gente desconoce que la actividad es considerada un ejercicio y que en otros países se hacen competencias’, comenta.

La academia se asesoró con una stripper profesional, quien conocía las técnicas y junto con otros instructores se estableció un plan de estudios que certifique que realmente van a aprend er, y que ofrezca seguridad a todas las estudiantes. Se colocaron los tubos en el salón de clases y se empezó una campaña de mercadeo para que las interesadas comprendieran que no se trataba de clases para strippers. ‘Hemos hecho esta clase para motivar a la mujer con el fin de que se sienta diferente, no importa si tiene pareja o no’, afirma Tapia.

Y en cuatro años se ha visto ya un cambio de actitud frente a esta actividad. ‘Las mujeres buscan la clase porque vieron algún video en internet o vieron el espectáculo del Cirque du Soleil. El tabú se está rompiendo. En las chivas parranderas hay tubo, en otros países los hay en las discotecas. Pero son pocas mujeres las que tendrán un tubo en casa. La mayoría de las alumnas no van a querer ser bailarinas ni competir; la mayoría viene para pasarla bien. Las clases afianzan mucho la seguridad y el autoestima’, concluye.