Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Nacional

Silencio oficial por polémica compra de patios a Mi Bus

PANAMÁ. Mientras la ciudad vivía un caos por la escasez de transporte tras el ingreso del Metrobús a las nueve últimas rutas pendientes...

PANAMÁ. Mientras la ciudad vivía un caos por la escasez de transporte tras el ingreso del Metrobús a las nueve últimas rutas pendientes, la Junta Directiva de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) dio favor a la compra de dos patios a Mi Bus, por $49 millones, cuatro veces más lo que la compañía invirtió en su compra.

La operación ha despertado interrogantes por todos lados. El Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato) temió esta semana que la transacción esconda sobreprecios, mientras abogados y políticos han reclamado por la falta de transparencia y el hermetismo con el cual el gobierno maneja todo lo relacionado con el nuevo sistema de transporte. Ayer se insistió en una respuesta de la ATTT ni el Ministerio de Gobierno, sin éxito.

Mi Bus, en el otro canto, rebatió a La Estrella que la compra de los patios del Metrobús en Ojo de Agua y 24 de Diciembre está ‘debidamente establecida’ en el contrato de concesión. La compañía los compró en 2011 por 10.5 millones de dólares.

‘Se está dando cumplimiento para mantener las tarifas ofertadas actualmente a los usuarios’, sostuvo la compañía en un correo electrónico.

‘ES CONTRADICTORIO’

En un informe técnico del 8 de marzo, la ATTT invocó una cláusula del contrato que aplicaría al momento de finalizar la concesión, pese a que el contrato apenas arranca, a golpe de sinsabores. ‘Es contradictorio’, asegura Víctor Martínez, abogado especialista en transporte público.

La compra más adelantada es la del patio de Ojo de Agua, la cual fue aprobada el 11 de marzo por el Consejo de Gabinete. La transacción ha sido considerada por la ATTT como ‘oportuna’, para mantener el control de los patios, alegando un supuesto beneficio a los usuarios, los que aún viven el calvario por la improvisación en el transporte.

Por el terreno, el gobierno ha decidido pagar $15 millones, casi nueve millones de dólares más del precio por el cual Mi Bus lo adquirió. Los avalúos de la Contraloría y del Ministerio de Economía y Finanzas establecen mejoras por $7.5 millones, que el Estado deberá encarar, pese a que según declararon voceros de la concesionaria en julio de 2012, las adecuaciones corrían por la cuenta de la concesionaria.

Una fuente del transporte dijo a La Estrella que el acuerdo entre la ATTT y Transporte Masivo de Panamá incluía el compromiso de que la concesionaria invirtiera al menos 45 millones de dólares en adecuación de los patios.

El ahora exdirector de Tránsito Ventura Vega confirmó en octubre pasado que el Estado se ‘responsabilizaría’ de la adquisición de los terrenos para los patios del nuevo sistema de transporte. Entonces, el exfuncionario calculó la compraventa en 13 millones de dólares.

Víctor Martínez temió que en la transacción, el Estado y los usuarios del transporte público ‘salgan perjudicados con esta erogación’.

Paralelamente, el dirigente de Conato, Rafael Chavarría, insistía en que no es ‘de extrañar’ que hubiese sobreprecios, ya que es una costumbre del gobierno en turno.

‘Desde el mes de enero, cuando se negoció para evitar una huelga de los operadores, percibíamos que existan varias cosas ocultas entre la empresa Transporte Masivo de Panamá, Sonda y las autoridades del gobierno’, aseguró el dirigente de los trabajadores en el Noticiero Estrella.

OPERACIÓN POSTCOMPRA

Las dudas, además del costo de compra de los patios para el Metrobús, apuntan a la forma en la que el Estado concesionaría los terrenos a Mi Bus.

Pese a los llamados que este diario ha hecho a la ATTT desde el lunes, no hubo respuesta.

Pero Mi Bus asegura que el contrato de concesión obliga a la ATTT a permitir ‘el uso y goce pacífico e ininterrumpido’ de todos los inmuebles y mejoras para terminales y paradas ‘sin costo’, para fines exclusivos de la concesión, por 15 años, aunque el documento original no lo contempla.

El contrato de concesión avala que en los bienes que el Estado permitirá usar a Mi Bus, la concesionaria también podrá instalar publicidad.