Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Nacional

Los extraños traspasos de una concesión millonaria

PANAMÁ. Además de la basura, hay otras cosas que huelen mal en Cerro Patacón. A raíz del incendio que se generó en el vertedero, sale a ...

PANAMÁ. Además de la basura, hay otras cosas que huelen mal en Cerro Patacón. A raíz del incendio que se generó en el vertedero, sale a relucir el dilema que ha venido de arrastre gobierno tras gobierno: la administración del basurero ha ido de concesión en concesión, convirtiéndose en solo un negocio que, a la postre, deja al descubierto la falta de verdaderos controles en el manejo de los desechos en la capital.

El negociado se entreteje con una historia de extraños traspasos que inició en la administración de Martín Torrijos. Todo comenzó en 2008, cuando la empresa española Urbaser-Plotosa, S.A. se adjudicó la administración del vertedero de Cerro Patacón.

Los empresarios españoles se comprometieron entonces a realizar inversiones por un monto aproximado de $30 millones en un periodo de 15 años que duraría la concesión.

EL GIRO RADICAL

La lista de promesas incluía una planta de tratamiento de lixiviados (en este caso, líquido resultante tras la compactación de la basura), depósitos de desechos hospitalarios y lodos de aguas residuales, todo era parte de las transformaciones que se proyectaron hacer al relleno sanitario.

Pero a diferencia de lo que ha sucedido con la ‘nube tóxica’, las promesas se las llevó el viento. En 2011, el grupo Urbaser Plotosa le informa al administración de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario que pasaba por ‘sobresaltos económicos’, ya que había heredado las deudas de la extinta Dirección Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (Dimaud).

La decisión de la empresa se dio en 2011, justo cuando apenas cumplía con un tercio de la cantidad de lo pactado —aproximadamente $10 millones—. Ellos —el grupo Urbaser Plotosa— pensaba que con la llegada de la Autoridad de Aseo iban a solventar la deuda. Pero no fue así, la institución heredó los bienes de la Dimaud, mas no sus pasivos, que se calculaban en $30 millones de los cuales $10 millones correspondía a Urbaser.

Fue entonces cuando Urbaser Plotosa decide vender la concesión para el manejo del relleno sanitario en Cerro Patacón a la empresa colombiana Interaseo por $12 millones.

La concesión despertó cuestionamientos en la opinión pública porque además de que la empresa española no cumplió con lo que se había comprometido, el gobierno los favorece con el pago de $22 millones destinados a realizar estudios para determinar las medidas para manejar adecuadamente el relleno sanitario.

Esto a pesar de que la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) ya había financiado un estudio en relación al manejo del relleno de Cerro Patacón.

NEXOS VÉLEZ-MARTINELLI

El accionista mayoritario de Interaseo es Wiliam Vélez, conocido como el ‘zar de la basura en Colombia’, quien además es familiar cercano del expresidente de Colombia Álvaro Uribe.

Los vínculos en Panamá de los Vélez y los Uribe no son coincidencia. El empresario Wiliam Vélez ha viajado a suelo panameño con los hijos del expresidente colombiano Tomás y Jerónimo Uribe, según reportes periodísticos aparecidos en el diario colombiano El Nuevo Día. Esta publicación va más allá y dice que los hijos del expresidente colombiano son socios en algunos negocios con los hijos del mandatario panameño, Ricardo Martinelli.

Pero los nexos de Interaseo trascienden el eje gubernamental. En la ficha 2049 del Registro Público con fecha de registro del 28 de junio de 2012 aparece como representante legal Juan Diego Cadavid Orozco, actual gerente de Revisalud —empresa que se encarga de la recolección de basura en el distrito de San Miguelito—.

Incluso al revisarse la ficha de inscripción de Revisalud la ficha número 393905 del 12 de enero de 2001, en donde aparece como representante legal suplente Juan Diego Cadavid Orozco, nuevamente entra en escena el ‘zar de la basura colombiana’ Wiliam Vélez, quien se encuentra inscrito en el registro como uno de los diez directores.

La cadena no termina aquí. Interaseo cambió de razón social y ahora se denomina Urbalia S.A. y desde hace 18 meses opera el relleno sanitario de Cero Patacón.

La sociedad Urbalia Panamá S.A., en el registro del 23 de enero de 2008, también menciona como secretario, vicepresidente y uno de sus directores al gerente de Revisalud, Juan Diego Cadavid Orozco. Curiosamente, como suscriptores aparecen nada más y nada menos que las sociedades anónimas Urbaser S.A. y Ploto, S.A, las cuales al parecer fueron segregadas, las mismas que en 2008 vendieron la concesión de Cerro Patacón a la empresa colombiana Interaseo.

En conclusión, al menos en los últimos cinco años la administración del vertedero de Cerro Patacón se ha convertido en un monopolio que ha pasado de mano en mano en un círculo compuesto por las mismas personas. Una estela de llamativos traspasos que salen a relucir ahora que la ciudad está envuelta en una de las peores crisis sanitarias que ha puesto en riesgo la vida de miles de panameños y en jaque a los actuales administradores de Cerro Patacón.