Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Nacional

Pensión no impediría futuros reclamos

PANAMÁ. La aprobación de la Ley 20, que otorga una pensión vitalicia de $600 a los afectados con el dietilenglicol, no podrá detener las...

PANAMÁ. La aprobación de la Ley 20, que otorga una pensión vitalicia de $600 a los afectados con el dietilenglicol, no podrá detener las demandas en contra el Estado panameño. Así lo confirmó el vocero del Comité por el Derecho a la Salud y a la Vida, Gabriel Pascual.

Es más, actualmente en los tribunales de justicia se adelantan reclamos de los afectados.

Una de las exigencias que le han hecho a la Corte Suprema de Justicia —y que se encuentra en pleno proceso— es que la Sala Penal de la Corte falle la apelación que hizo el Ministerio Público en contra de la medida de condenar a 13 de las 27 personas investigadas por el envenenamiento masivo, que ocurrió en el 2006.

El comité también está solicitando al Segundo Tribunal Superior que resuelva la apelación por la golpiza que recibieron de parte de cuatro agentes del Servicio de Protección Institucional en 2007, que fueron sobreseídos por el juez Octavo Penal suplente, Raúl Vergara.

Además, Pascual —quien perdió a su abuela y a su padre a consecuencia del jarabe tóxico distribuido por la Caja de Seguro Social en el 2006—, insistió ayer, en el noticiero Estrella, que ‘hay que seguir batallando para que se cumpla la ley. Buscamos una sanción real y no irracional’.

Mientras, el presidente de la Comisión de Salud, Mario Lazarus, dijo que falta conocer ‘quiénes son los responsables’.

Pero las demandas no solo estarían llegando al Palacio Gil Ponce, porque Pascual afirmó que las denuncias están en las esferas internacionales. En estos momentos en los tribunales de justicias de España se tiene una demanda y no se descarta una demanda en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

LOS BENEFICIADOS

Unas mil 400 personas serán las primeras beneficiadas , según Pascual.

El dinero para pagar la pensión vitalicia saldrá del Tesoro Nacional y será administrado por la CSS, según está establecido en la ley.