Temas Especiales

26 de Ene de 2023

Nacional

Bajar edad de condena del menor infractor, no es la solución

El presidente de la Fundación Pro-Víctimas del Crimen, Chanan Ch. Singh Oro, consideró como una medida poco efectiva bajar de 12 a 11 a...

El presidente de la Fundación Pro-Víctimas del Crimen, Chanan Ch. Singh Oro, consideró como una medida poco efectiva bajar de 12 a 11 años la edad en la que un menor puede ser condenado o enjuiciado.

Singh Oro, quien ha participado como presidente de esta fundación en las últimas tres reformas a la Ley 40 de 26 de agosto de 1999, sobre régimen especial para la adolescencia, indicó que antes de emprender este tipo de iniciativa se debe trabajar en el tema de la prevención, que lamentablemente no lo contempla esta ley, el tema de represión y el de no maniatar a los jueces, en lo concerniente a la edad y a los años en la que se debe procesar al menor delincuente.

“Si seguimos trabajando en el tema de la edad lo que vamos a provocar es que el muchacho empiece a asesinar a más temprana edad, porque aquí hay menores sicarios que se dedican a cometer crímenes por dinero y a sangre fría. Si se baja la edad del proceso a 11 años, entonces el joven iniciará en este tipo de delito a los 9 y 10 años”, enjuició Singh Oro.

En su experiencia como jurista, ha comprobado que utilizar a un menor es la forma más idónea de cometer un crimen en este país, porque son utilizados por bandas y organizaciones criminales. Es simple detalló: “Se comete un homicidio, apresan al menor, quien se declara culpable y porque son inimputables, a los pocas horas es liberado”.

Subrayó que esta situación es lamentable, porque en Panamá se han incrementado las estadísticas de menores infractores entre los 14 y 15 años con tres y cuatro homicidios y están en las calles. “El joven que comete un delito tiene que ser sancionado de forma ejemplar, porque es la única forma de crearles conciencia de sus actos”, enjuició.

“Los que defienden a los menores infractores tienen que comprender que no estamos hablando de todos, sino de aquellos que se encuentran delinquiendo, y que un menor que comete un homicidio comete un delito”, subrayó Singh Oro, quien un 25 de agosto de 2001 sufrió la pérdida de su hermano de 26 años, a manos de varios delincuentes, entre ellos un menor de edad.

Recordó que en Estados Unidos, en el caso del menor infractor, se crea una junta interdisciplinaria con abogados, sicólogos y psiquiatras que analizan caso por caso, si determinan que el joven no tiene la madurez suficiente, porque cometió el delito a causa de una fantasía propia de la infancia o adolescencia, se le dan otras medidas curativas; pero si se comprueba que el menor tiene conocimiento de lo que está haciendo, que cometió el hecho con premeditación, alevosía y ventaja, entonces a ese menor se le da una medida más enérgica e incluso en algunos estados se le procesa como adulto.

Señaló que la fundación propone que la Ley 40 se modifique para hacerla integral y trabajar en la prevención para rescatar y salvar a los jóvenes que no han caído en el delito y en las garras del crimen organizado.

Concluyó que la iniciativa del diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Miguel Alemán, de bajar a 11 años la edad en la que un menor puede ser imputado, no es del todo mala, pero antes se debe iniciar con una junta interdisciplinaria y ver caso por caso.