Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Nacional

Canciller: Martinelli instruyó "objetar" cualquier pretensión de Nicaragua

El ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, calificó este jueves 12 de septiembre como "inaudita" y "absurd...

El ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, Fernando Núñez Fábrega, calificó este jueves 12 de septiembre como "inaudita" y "absurda" la pretensión de Nicaragua, de hacerse de una sustancial extensión territorial en el Mar Caribe, al advertir que Panamá no permitirá que le quiten espacios al mar territorial.

"No permitiremos que una nación mil kilómetros distante de la nuestra, reclame un pedazo de nuestro mar territorial. Eso me parece absurdo y no lo vamos a permitir", afirmó el canciller Núñez Fábrega.

Explicó que la Cancillería panameña ha recibido instrucciones del presidente Ricardo Martinelli para "objetar categóricamente" cualquier pretensión de Nicaragua sobre territorios panameños. "Vamos a defender nuestro derecho y nuestro territorio", reiteró.

Aclaró que la posición de Panamá, lejos de constituirse en un apoyo indirecto a Colombia en el conflicto con Nicaragua, es solo el derecho que como país le asiste para defender sus territorios.

"Creo que ellos sabían desde un principio que su solicitud afectaría a otras naciones, pero tenemos que darles el beneficio de la duda y creer que estaban equivocados y cometieron un error. Pero me parece muy rara esta inaudita pretensión", manifestó el ministro Núñez Fábrega.

"Estamos hablando de una extensión de mar territorial panameño muy sustancial. Solo buscamos respetar y establecer nuestra soberanía", destacó el jefe de la diplomacia panameña.

Advirtió que el Gobierno de Panamá ha descubierto que en la solicitud entregada por Nicaragua a la Organización de Naciones Unidas, ese país aseguró que no había impedimento ni conflicto con ninguna otra nación, respecto a la extensión de su territorio, "como si esto fuera mar abierto".

Reveló que el texto de una carta en la que Colombia, Costa Rica, Panamá y posiblemente Jamaica, manifestarán su preocupación al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon para que se involucre en el tema, está consensuada y en proceso de recoger las firmas de los presidentes de cada país.

La carta será entregada a Ban en Nueva York durante el desarrollo de la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas.