Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

Primer recorrido completo del Metro de Panamá

Con una amplia sonrisa en el rostro. Así entraban quienes serían parte de la historia, al ser uno de los pasajeros del primer viaje del...

Con una amplia sonrisa en el rostro. Así entraban quienes serían parte de la historia, al ser uno de los pasajeros del primer viaje del Metro de Panamá. La emoción era evidente en el presidente Ricardo Martinelli, sus ministros y algunos diputados que con una banderita panameña en mano esperaban ansiosos que el vagón en donde se encontraban echara a andar.

Un silbido anunció el cierre de puertas y así inició el recorrido que partió de la estación 5 de Mayo. Eran tres vagones. En el primero iba el presidente con sus invitados especiales, la expresidenta Mireya Moscoso, el dirigente del PRD, Tomás "Fito" Duque, el candidato presidencial de Cambio Democrático, José Domingo Arias; Esteban Rodríguez, candidato presidencial independiente y el secretario del Metro, Roberto Roy. También iba la alcaldesa de la capital, Roxana Méndez, los ministros, diputados y demás miembros del Ejecutivo. En el segundo vagón estaban los periodistas junto al equipo de prensa de varias instituciones del Estado. Y en el último vagón los otros invitados.

Fueron 23 minutos de un viaje muy emocionante, amenizado por el propio presidente, quien anunciaba a los pasajeros cada vez que se aproximaban a alguna de las 13 estaciones que forman parte de la línea Uno del Metro. "Estamos llegando a la estación de la Lotería", decía el mandatario a través de los parlantes, mientras los presentes ovacionaban el anuncio.

Pero el momento de más emoción para los pasajeros fue cuando Martinelli comunicó que el tren iniciaría el recorrido por el tramo aéreo. Allí todos aprovecharon para sacar sus celulares y cámaras y tomar fotos del paisaje que se veía a través de las ventanas de cada uno de los vagones. Una experiencia nueva para cualquier panameño.

Al llegar a la estación de Los Andes, la que marcaba el final del recorrido, los aplausos inundaron el lugar, seguido de un gran despliegue de fuegos artificales.

Martinelli bajó. Los trabajadores del Metro le recibieron con alegría y como es usual el mandatario aprovechó para dar una brincadita con ellos, celebrando este hito histórico. Dentro de los otros vagones, aún con el calor asfixiante, también había mucha euforia.

Un rato después el tren volvió a arrancar, esta vez en su viaje de regreso. En cuestión de minutos ya había llegado a la estación 5 de Mayo.

"Me siento muy contento, es como si hubiera tenido un hijo", fueron las primeras palabras del presidente a los medios. "Este no es un proyecto de un gobierno... es un proyecto del pueblo, pagado con los impuestos del pueblo".

En las redes sociales también aplaudían el hecho. Unos que antes se mostraban escépticos, ahora elogiaban esta megaobra.