Temas Especiales

02 de Jul de 2022

Nacional

Nuevo enigma tras barco coreano

PANAMÁ. El cubano Pedro Mendiondo y el norcoreano Kim Kyok-sik no podrán contar nada sobre el buque norcoreano ‘Chong Chon Gang’ que fue...

PANAMÁ. El cubano Pedro Mendiondo y el norcoreano Kim Kyok-sik no podrán contar nada sobre el buque norcoreano ‘Chong Chon Gang’ que fue detenido en Panamá el pasado 10 de julio con cargamento bélico bajo toneladas de sacos de azúcar.

Mendiondo, de 68 años, un general de División del Ejército cubano, era el jefe de la Defensa Antiaérea y Fuerza Aérea Revolucionaria de Cuba.

Kyok-sik era jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea del Norte, nombrado a finales de mayo de este año.

Tras el incidente en Panamá, una cortina de misterio los envuelve y los saca de escena.

Según el equipo editorial español RunRun.es, Mendiondo —quien no manejaba, pues por décadas tuvo conductor— falleció un día después de sufrir un accidente automovilístico el pasado 25 de agosto. Su cadáver fue cremado en menos de 24 horas y el gobierno cubano no quiso ahondar en detalles del accidente. Curiosamente, conducía su propio auto y sin guardaespaldas. Salió de escena 47 días después de la captura de la nave.

Este era el hombre con el que los investigadores de la ONU hubiesen tenido que hablar en relación a la investigación del armamento bélico encontrado en el ‘Chong Chon Gang’ para verificar si la carga violaba alguna de las resoluciones de la ONU sobre Corea del Norte. La misión de la organización inició su visita en Panamá en agosto.

COINCIDENCIA EN COREA

En Asia Oriental, el general Kyok-sik, el más duro de los militares, fue destituido como ministro de Defensa (Fuerzas Armadas) el pasado 10 de octubre y se encuentra ‘desaparecido’, según reporta RunRun.es. Así, 91 días después es apartado del régimen de Kim Jong-un y reemplazado por el general Ri Yong-gil.

Mendiondo y Kyok-sik fueron señalados —secretamente— por sus respectivos gobiernos como los responsables de las fallas de inteligencia que provocaron el incidente con el barco en el Canal de Panamá.

Panamá descubrió, escondidos bajo un cargamento de azúcar, 25 contenedores con armas y vehículos que incluían misiles y MIG en buen estado y hasta con gasolina en sus tanques.

El presidente Ricardo Martinelli alertó del hallazgo y hacía inspecciones.

Kyok-sik, incluso, estuvo en Cuba el 2 de julio y se reunió con el presidente Raúl Castro y la cúpula militar cubana, trece días antes de que el buque fuera requisado en el Canal y se estancara el cargamento.

El pasado 19 de noviembre en una visita a Panamá, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se refirió al buque irónicamente como ‘una carga dulce, pero no era azúcar’.

MULTA

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) informó que podría reducir de $1 millón a $670 mil la multa al buque norcoreano que transitó por sus aguas con armas no declaradas, si sus responsables aceptan la falta cometida.

‘Hasta cierto punto ponía en riesgo a nuestro canal y a nuestra gente’, dijo Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP.

La multa fue interpuesta el pasado jueves 26 de septiembre por esa entidad.

El buque se mantiene retenido en aguas de la antigua base aeronaval Sherman, en la provincia de Colón, y tenía 35 tripulantes.