Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

Tareas pendientes

Paradójicamente, estamos entre los 20 países más desiguales del mundo, de acuerdo con la última medición del Coeficiente de Inequidad GINI.

Panamá alcanzó niveles récord de crecimiento económico durante esta administración. De 3.2% en 2009, pasamos a 7.3% en 2013, pasando por el punto más alto en 2011 con 10.6%.

Sin embargo, esta riqueza no llegó a todos los sectores del istmo.

Paradójicamente, estamos entre los 20 países más desiguales del mundo, de acuerdo con la última medición del Coeficiente de Inequidad GINI.

Si bien la pobreza extrema disminuyó de 48.5% en 2002 a 27% en 2011, según el Banco Mundial, la carencia de servicios básicos, como agua potable, educación y salud, castigan a muchos hogares panameños.

Deudas sociales como la recolección de basura, el tratamiento de aguas servidas, el precio de la canasta básica y el apoyo al sector agropecuario, serán heredados por el próximo gobierno.

La sostenibilidad de las ‘soluciones’ también están e riesgo, por fundamentarse casi todas en subsidios para la clase necesitada, en vez de fomentar las condiciones para la autosuficiencia.

Sumado a este lastre hereditario, está el deterioro de las instituciones democráticas. Los poderes Judicial y Legislativo parecen servir al Ejecutivo, en vez de regularlo.