Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Nacional

53,511 trabajadores domésticos informales

En 2011, la OIT aprobó el Convenio 189 para proteger los derechos laborales de este grupo de empleados.

53,511 trabajadores domésticos informales
La CSS impulsó las jornadas de afiliación en la capital y en las provincias.

Hasta el año pasado, había en Panamá 74,053 empleados domésticos. De estos, el 72% eran informales, según la encuesta Mercado Laboral, de la Contraloría General de la República.

Los formales eran 20,542 y 53,511 no tenían contratos. La provincia de Panamá registraba la mayor cantidad de estos trabajadores, 31,185. Seguían Chiriquí, con 5,961 y Coclé, con 4,610.

‘La informalidad viene acompañada de desventajas. Estos trabajadores están sujetos a violaciones de derechos conquistados hace muchos años’, señala Rafael Chavarría, del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato).

Asegura que el Gobierno le ha dado la espalda a este grupo de obreros. ‘Esto lo mostraron al mundo en 2011, cuando la ministra de Trabajo, Alma Cortés, votó en contra del Convenio 189 que buscaba la protección de los domésticos en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ’, recordó.

El Convenio 189 de 2011 comenzó a regir en 2013. Las estadísticas de este organismo son desalentadoras: 20 millones de trabajadores domésticos informales en América Latina y el Caribe.

Hasta el año pasado habían ratificado esta normativa: Uruguay, Bolivia, Nicaragua y Paraguay. La entrada en vigor de esta norma estaba prevista tras las primeras dos ratificaciones.

La OIT divulgó un informe mundial sobre esta actividad: 52.6 millones de domésticos informales. De esta cantidad, 10.5 millones eran menores de edad, 71% son niñas.

El organismo alertó de la dificultad para recopilar cifras sobre esta ocupación, por ser una actividad que se realiza a puerta cerrada.

La Ley 51 de 2005 de la Caja de Seguro Social (CSS), en su artículo 70, dispone: ‘La CSS concederá a los trabajadores domésticos las prestaciones a que tienen derecho los empleados incluidos dentro del régimen de Riesgo de Enfermedad y Maternidad e Invalidez, Vejez y Muerte’.

Con la llegada de Guillermo Sáez Llorens a la entidad, se implementaron ferias de inscripción en la capital y las cabeceras de provincia.

En 2009, según la entidad, de los 53 mil empleados domésticos, solo 6,740 cotizaban pese a la obligatoriedad de la normativa de la CSS.

Los resultados de estas jornadas no fueron alentadores: entre 2010 y 2011 solo se lograron sumar unas 740 personas. Después de ese año, la CSS mantiene las ferias de manera permanente en sus instalaciones administrativas de Clayton.

Los descuentos de estos afiliados son iguales a los del resto, el trabajador aporta el 9.75% de sus emolumentos mensuales, mientras que los empleadores aportarán el 12.5% de los salarios de los empleados.

El Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) aplica multas que van entre 50 y 500 dólares a los patronos que no cumplan con afiliar a los trabajadores domésticos.

‘Las inspecciones en este sector tienen el impedimento de que la visita tiene que contar con el aval del dueño de la casa’, ha declarado Mario Molino, jefe de Asesoría Legal del Mitradel.

En la Conferencia de la OIT de este año, que está a pocos días de iniciar, se debatirá sobre la informalidad laboral. Esta discusión daría pie, en un futuro, a una nueva normativa para este grupo. Los representantes de los trabajadores, aseguró Chavarría, la avalarán.