Temas Especiales

18 de Jan de 2021

Nacional

Panamá, entre los últimos lugares

El índice de mortalidad de los menores de cinco años, por cada mil nacimientos vivos, alcanzó el 18.5% en 2012

Los resultados del ‘Índice de las Madres’, un apartado del informe ‘Estado Mundial de las Madres 2014’ de la organización ‘Save the Children’ no son alentadores para Panamá.

El organismo consulta en 178 países y naciones la salud materna, el bienestar infantil y las situaciones políticas, económicas y educativas de las mujeres.

El documento, de disposición libre en www.savethechildren.org , destaca que en Finlandia, la cabeza de la lista, la probabilidad de morir durante el embarazo o el parto es inferior a uno por cada 12 mil.

En Somalia, que ocupa la última posición, una mujer de cada 16 tiene probabilidades de morir en algún momento debido a una causa relacionada con la maternidad.

‘Prácticamente toda la infancia finlandesa, por igual, disfrutan de buena salud y de un buen nivel educativo. Sin embargo, la infancia en Somalia debe enfrentar dificultades inverosímiles’, se explica en el documento.

Panamá ocupa la posición 109, Cuba la 35 y Costa Rica la 39.

La organización recomienda acciones para disminuir la disparidad entre los primeros lugares y los últimos.

Insta a los gobiernos y organismos internacionales destinar más recursos para mejorar la educación de los infantes, para el acceso a la atención materna y mejorar las oportunidades económicas de las mujeres.

El informe muestra que un niño en Eritrea, Níger, Sudán del Sur y Sudán recibe alrededor de cinco años de educación formal. La infancia somalí recibe menos de 2,5 años de escolarización. En Australia y Nueva Zelanda, un niño promedio asiste a la escuela un período de 19 años.

‘La posición de Panamá, con relación a otros países, ha descendido debido a que la salud, el nivel educativo y la situación política de la mujer se han estancado’, se expone en el informe.

En países como la República Dominicana, se detalla en el informe, las mujeres actualmente continúan teniendo los mismos riesgos de muerte materna que tenían hace más de una década: 1 de cada 240.

Guillermo Rolla Pimentel, exministro de Salud, considera que la posición desventajosa del país es el resultado de la nula atención que se les brinda a las comarcas y las zonas marginales.

Reconoció que los gobiernos no se han propuesto solucionar problemas básicos, como la disponibilidad del agua potable, la atención primaria y la recolección de los desechos.

El mejoramiento de la calidad de vida de las mujeres y los niños no es cuestión de dinero. Hay países con menos recursos ocupan mejores posiciones en el Índice de las Mujeres’, dijo.

Agregó que colocar tuberías para llevar agua potable en los barrios pobres no da votos, por eso no se hacen estos proyectos.

La exmagistrada del Tribunal de Niñez y Adolescencia, Esmeralda de Troitiño,

señala que los presidentes apuestan por el cemento en vez de invertir en saneamiento, agua potable y atención médica.

De Troitiño piensa que no se han diseñado políticas para solucionar estas brechas. ‘No cumplimos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que tienen que ver con la educación y la salud. Ahora se habla de las metas postmilenio, para 2030. Esto quiere decir que los niños deberán esperar 15 años más’, apuntó.

La posición de Panamá en mediciones futuras no serán mejores, pronostica la abogada, si no se ejecutan programas planificados para objetivos específicos.