Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Nacional

Empresa de Martinelli señala a la Contraloría por irregularidad

La abogada que representa a Azucarera La Victoria comentó que el proceso de refrendo de contrato se viene realizando desde 2010

¿Por qué han pasado cuatro años del vencimiento de un contrato entre Central Azucarero La Victoria S.A., propiedad de Ricardo Martinelli, y la Autoridad Marítima de Panamá y es hasta ahora que se solicita –y de manera incorrecta, según funcionarios de la Contraloría– la extensión de la Concesión?

Se trata de una prórroga para que la azucarera siga usando un área del puerto en Aguadulce (Coclé), desde el cual, indica el contrato, la compañía embarca azúcar y melaza para el extranjero.

Para Yolannis Jiménez, quien representa a Central Azucarero La Victoria, S.A. en este proceso, todo se debe al lento accionar de la Contraloría General de la República.

Indica la abogada que el proceso para que La Victoria S.A. tuviera la concesión ‘de un lote de terreno con un área de dos (2) hectáreas más 6,471.65 metros cuadrados en el puerto de Aguadulce, provincia de Coclé’, se inició desde 2010.

El contrato original, por 10 años, se refrendó en octubre de 2001 y es a partir de ese momento que la concesión entra en vigencia, por lo que el acuerdo culminaba en 2011.

El contralor de Central Azucarero La Victoria S.A., Manuel Trejos, fue consultado por La Estrella de Panamá sobre este caso; sin embargo, aunque coincidió con Jiménez al decir que ‘el contrato lo tenía la Contraloría desde hace tiempo’, el colaborador de la compañía ubicada en Veraguas prefirió que la abogada contestara los cuestionamientos.

‘Todo el contacto ha sido a través de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), de la Contraloría no nos han llamado siquiera’, argumenta la abogada Jiménez cuando se le pregunta si no le han dado seguimiento al proceso, para averiguar por qué se ha extendido tanto.

Al consultarle quién era su contacto en la AMP, la abogada dice que ‘en las dos o tres veces que he ido a la AMP en la ciudad de Panamá, para averiguar qué estaba pasando, he tratado con una persona de Asesoría Legal’.

El informe de evaluación realizado por la Unidad de Análisis Económico y Financiero de la Contraloría a la solicitud de adenda al contrato por parte de Central Azucarero La Victoria S.A. y la Autoridad Marítima de Panamá, menciona en sus comentarios que ‘no se ha presentado dentro del expediente los pagos recibidos por la AMP, producto de la primera concesión otorgada’.

Al respecto, Jiménez responde que en la compañía que representa ‘nunca ha habido morosidad’, y que sí hay constancia de los pagos hechos por Central Azucarero La Victoria S.A. a la AMP. ‘Los he visto. Ha de ser un error de la AMP que no adjuntó los recibos en el expediente’, considera Jiménez, quien indicó que elevaría al contralor de Central Azucarero La Victoria S.A., Manuel Trejos, la solicitud de La Estrella de Panamá de hacer públicos algunos comprobantes de cheques o recibos de los abonos realizados a la AMP.

Sin embargo, la abogada no fue tan optimista de que la petición fructificara: ‘Yo soy solamente abogada de la compañía para este caso, no me encargo de las cosas administrativas. Además, eso no depende del contralor, Manuel Trejos’, señaló la licenciada, quien añadió que ‘eso depende, al final, del gerente de la empresa, quien decidirá si los muestra o no’.

En una carta del 9 de mayo, enviada por Eloy Álvarez, director Nacional de Asesoría Jurídica, a Roger Cerrud, coordinador del Sector Multisectorial, con asunto ‘Remisión de adenda a contrato’, se anota la siguiente observación: ‘Las prórrogas a los contratos de concesión se deben formalizar a través de un nuevo contrato y no a través de adenda’.

Ante esta última anotación, la abogada Jiménez contesta: ‘Eso fue lo que nos dijeron que había que hacer’.

EL LIMBO

Aunque prefirió no hacer mayor comentario al respecto, el excontralor Weeden comentó que una de las cosas más importantes al analizar este caso es verificar si, en el tiempo que la azucarera ha utilizado el terreno una vez vencido el contrato, han pagado el alquiler.

La misma duda la siembra el director de Asesoría Jurídica de la Contraloría, Eloy Álvarez, quien en las observaciones que le hace al coordinador del Sector Multisectorial, le comenta: ‘Es necesario que la entidad envíe la nota explicativa de por qué se está enviando la prórroga a la concesión en el 2014, cuando la misma venció el año 2010 y que informe qué sucedió con la relación contractual a partir de su vencimiento’.

La abogada de Azucarero La Victoria S.A. comenta que, en este tiempo, tras el vencimiento del contrato, el terreno se ha seguido utilizando y se ha seguido pagando el alquiler, aun cuando la concesión haya finalizado. Inclusive, en el expediente de la Contraloría se adjuntan las pólizas de seguros que La Victoria ha renovado.

El abogado de la Contraloría, Álvarez, sobre esto, anotó, en una carta del 9 de mayo: ‘En el expediente constan: póliza de responsabilidad civil y póliza contra incendio que vigentes; sin embargo, la renovación no ha sido debidamente refrendada. Aclarar’.

SILENCIO OFICIAL

Se intentó obtener respuesta de funcionarios encargados de las comunicaciones de la Contraloría de la República y de la Autoridad Marítima de Panamá, respectivamente. De la institución ubicada en la avenida Balboa, solo comentaron: ‘se elevó la consulta a los asesores’, mientras que de la Autoridad Marítima de Panamá, no hubo ningún tipo de contestación.

Entre las preguntas que se les hizo a los funcionarios están: ¿Por qué hasta ahora se empezó a mover el proceso de renovación? ¿Dónde están los comprobantes de pago? ¿Qué pasó entre el 2010, que venció el contrato y 2014, cuando se recomendó la renovación?

Hasta ahora La Estrella de Panamá está a la espera de las respuestas de parte de las instituciones encargadas del manejo de estos asuntos del Estado.