Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Nacional

Las universidades más destacadas de A. Latina

Brasil pierde el primer lugar que ocupó por varios años. Chile se coloca a la cabeza. La UTP está en la posición 105

Las universidades más destacadas de A. Latina
En un año, la Universidad Tecnológica de Panamá rebasó a 50 centros en la región.

La Pontificia Universidad Católica de Chile es el mejor centro de formación superior en América Latina, según el último informe elaborado por Quacquarelli Symonds (QS), divulgado este miércoles.

La segunda posición la ocupó la Universidade de São Paulo, de Brasil, que lideró este reporte en 2012 y 2013.

Cinco de los diez primeros lugares lo obtuvieron universidades brasileñas.

El organismo evaluador, con sede en Londres, valoró la reputación académica, percepción de los empleadores sobre los centros de formación, número de doctores y el impacto de los portales electrónicos.

De Panamá participaron seis centros. La Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) se ubicó en la posición 105 y la Universidad de Panamá (UP), en la 116 .

Luis Barahona, secretario general de la UTP, explicó que el año pasado estaban entre las universidades de rango 151-160 y este año se encuentran en la posición 105 en América Latina.

‘Hemos logrado ascender de manera significativa. Esto demuestra que la mística del trabajo y el esfuerzo colaborativo de la comunidad universitaria está bien encaminado y que siempre es posible mejorar en nuestra labor como institución de enseñanza superior’, manifestó.

Sobre las tareas pendientes que les permitirán seguir escalando, Barahona mencionó el aumento significativo de la inversión para infraestructura, equipamiento de laboratorios y la formación de docentes con los más altos grados académicos.

La UTP alcanzó buenos puntajes en reputación académica y reputación con empleadores, en los cuales ocupó el primer lugar en las universidades de Panamá y en América Latina quedó ubicada en las posiciones 71 y 62 en estos indicadores.

También obtuvo el primer lugar en publicaciones científicas.

MÁS RECURSOS

Miguel Ángel Candanedo, secretario general de la UP, reconoce que esta casa de estudios superiores tiene mucho que mejorar.

‘Continuamos con carencias básicas, entre estas, la falta de profesores con el grado de doctorado y las publicaciones de libros por parte del cuerpo docente.

Candanedo, al igual que Barahona, reclaman más recursos al Gobierno. El profesor cita como ejemplo el presupuesto de la Universidad Nacional de México, que opera con $2 mil millones de presupuesto al año.

‘Nosotros tenemos que apañarnos con los $180 millones que nos dan, lo que no nos permite destinar más dinero a las investigaciones’, agregó Candanedo.

VALORACIÓN

Gaspar García de Paredes, del grupo Unidos por la Educación y expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, sostiene que lo importante no es en qué lugar estemos, sino en cuál queremos estar en las próximas mediciones.

‘Que la Universidad Tecnológica haya escalado 50 puntos es algo extraordinario. Hay que ver qué hicieron ellos para pegar ese brinco en solo un año y qué podemos hacer para quedar entre las más vanguardistas’, añadió el empresario.

García de Paredes considera que los países grandes y con más presupuesto no necesariamente tienen garantizados los primeros lugares en estas mediciones.

‘Se tiene que tener en cuenta el uso eficiente de esos recursos. A los centros universitarios de América Latina les falta mucho para compararse con los de Estados Unidos y los europeos’, detalló.

Entre los aspectos que se tienen que tener en cuenta para

mejorar es que los docentes que enseñen en licenciaturas tengan diplomas de doctorado.

García de Paredes cita la experiencia de Finlandia, que encabeza las mediciones en educación y en salud. ‘El docente tiene que permitir la participación del estudiante. El modelo de disertación ya no se usa. Tampoco el de memorizar textos’, comentó.

PUNTO A SU FAVOR

Los centros superiores panameños, que culminaron el proceso de la acreditación, se someten ahora a la evaluación de las carreras.

‘Este proceso nos permitirá mejorar lo que estamos enseñando a los estudiantes y corregir aquellas fallas que se detecten’, concluyó el profesor Candanedo.