Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

Un crisol de razas y los mismos estereotipos

Agrupaciones sociales piden la asistencia de los medios de comunicación para evitar contenidos racistas en sus parrillas

A pesar de pertenecer —hace más de cincuenta años— a la Convención Interamericana contra el Racismo, la Discriminación Racial y formas conexas de Intolerancia, nuestro país —aquel que es llamado crisol de razas— aún recibe la larga sombra de los estereotipos étnicos y raciales, que a veces se cuelan en los medios de comunicación.

Como muestra, el Consejo Nacional de la Etnia Negra de Panamá señala a una reciente producción televisiva, ‘Los Brownies’, que relataba la historia de una familia afropanameña que se muda de la Costa Arriba de Colón a un barrio exclusivo de la ciudad de Panamá.

En la serie, que consiguió mayor audiencia en su horario, según los productores y el canal que la emitió, la familia colonense fue recibida con recelo por los vecinos capitalinos, que reflejaban, a su vez, el estereotipo de una casa acomodada ‘rabiblanca’.

El Consejo Nacional de la Etnia Negra, que convocó una rueda de prensa para analizar el programa, criticó el uso de términos racistas, como ‘rakataka’, ‘chombo’ y el diminutivo ‘chombito’, que se usaron en el programa para identificar a los vecinos negros.

OPINIONES ENCONTRADAS

Según el ingeniero Juan Fagette, miembro del Consejo Nacional de la Etnia Negra de Panamá, los medios de comunicación social son uno de los principales precursores del racismo en nuestra sociedad, pues muchos de ellos no respetan las culturas que la integran y van creando dentro del público estigmas, estereotipos y tabúes que pasan de generación en generación de forma negativa, sin cuestionamientos.

‘La transmisión de programas televisivos como ‘Los Brownies’, de Telemetro , promueve el fortalecimiento de la degradación, descalificación y el menosprecio de la dignidad de los afropanameños’, agregó Fagette.

Estas escenas hablan muy mal del panameño, continuó diciendo el dirigente, porque el racismo solo puede darse dentro de una sociedad que carece de cultura y educación.

Fagette acudió a la ‘ayuda’ de los medios de comunicación para ‘denunciar y condenar el racismo, la discriminación e intolerancia, para ser instrumentos y defensores de los derechos humanos’.

Pidió, además, que se haga ‘con la misma energía’ con que se señala la corrupción, el crimen y los problemas comunitarios.

RESPUESTA

Gaby Arias, productora general del programa, señaló a La Estrella de Panamá que la serie buscaba, con la realización de ‘Los Brownies’, además de incentivar la producción nacional, divertir a la familia panameña, con un lenguaje desenfadado, sin ánimo de ofender.

Arias considera que la comedia es una de las mejores vías que existen para crear conciencia social y que, en este caso, el programa ‘Los Brownies’ es también una crítica social a un tipo de discriminación que existe en nuestro país, pero con soluciones. Conocer al vecino, dijo, es parte de entenderlo.

‘A través de una historia como ésta queríamos poner en la palestra pública este tema, que por más ridículo que parezca es algo real’, añadió. La idea es enseñarle a la sociedad que no se debe estereotipar a las personas por su forma física, por sus creencias, por preferencias sexuales, o raza, subrayó.

‘Con este programa condenamos el racismo en Panamá, resulta desafortunado que para algunas personas haya resultado una ofensa. Esa no ha sido nuestra intención’, aseguró la productora.

Desde el principio de la producción, apuntó, se contactó con diversas figuras de las entidades afropanameñas para conocer sus opiniones acerca del programa antes de emitirlo.

Una de ellas fue Samuel Samuels, director de la oficina Contra la Discriminación de la Defensoría del Pueblo, quien, paradójicamente, participó en la conferencia de prensa ‘Racismo y Discriminación en los medios de comunicación panameños’, donde se calificó a ‘Los Brownies’ como un programa que irrespeta los valores de la comunidad afrodescendiente.

Samuels recalcó que los medios de comunicación tienen la obligación de educar y divulgar valores morales en positivo, no incentivar diferencias raciales, como algunos programas de televisión. ‘Son temas que no deben tratarse en broma’, insistió.

OPINIONES

El profesor y comunicador social Garrit Geneteau opina que ‘Los Brownies’, al igual que ‘Los Vergara’, programa emitido en 2003, sobre una familia interiorana, son acercamientos interesantes a la sociedad panameña, que revelan y demuestran que el país, a pesar de ser un país multicultural, no goza todavía del equilibrio social que requiere la convivencia pacífica.

Sentenció, por otra parte, que dejan enseñanzas a la población, y despiertan curiosidad por las diferencias.

El comunicador considera, asimismo, que cumplen con la misión de mantener una cordial relación entre las distintas clases sociales.

Si ofenden o divierten, o las dos cosas al mismo tiempo, sigue dependiendo del espectador, apunta.

El sociólogo y educador Milciades Ortiz indica, a su vez, que ‘la discriminación siempre va a existir, ya que no somos iguales, ni en lo físico, ni en lo social y mucho menos en lo psicológico’. Todos contamos con manos, pies y ojos, pero tenemos diferentes tipos de familias, diferentes niveles intelectuales y diferentes maneras de integrarnos a la sociedad en el aspecto económico; discrimina solo el que se siente mejor por un condicionamiento coyuntural o por falsos valores sociales, dijo.

Un ejemplo es la asociación cultural del blanco con lo bueno y positivo y el negro con lo malo y negativo.

‘Al final del día, todos somos panameños y queremos vivir en paz, libres de racismo, discriminación e intolerancia, pero todo esto no podrá darse si no empezamos a educar y a autoeducarnos como personas que habitan dentro de un país en el que no contamos con una raza definida’, sentenció Ortiz.