23 de Feb de 2020

Nacional

Pollera centenaria gana el concurso Dama Artesanal

Durante la versión 37 de la Feria Nacional de Artesanías

Pollera centenaria gana el concurso Dama Artesanal
Alejandra María García luce una pollera marcada.

Una pollera centenaria procedente de la Villa de Los Santos, que vistió la bisnieta de su creadora, Alejandra María García, fue la ganadora del Concurso Dama Artesanal de la Pollera, realizado en el marco de la versión 37 de la Feria Nacional de Artesanías, celebrada el pasado fin de semana en el Centro de Convenciones Atlapa.

La competencia contó con la participación de 10 polleras que fueron elegantemente lucidas por: Ana Lourdes García, Elaine Cortéz, Karen Quintero, Alma Gabriela Pastiño, Rosa María Icaza Villalaz, Diana Karina Primola, Angelie Guerra, Alejandra María García y Karina Esther Ponce Fernández.

Entre los requisitos del concurso, las participantes deben ser mayores de 18 años; sin embargo, se dio el caso de que la joven Ana Lourdes García, procedente de Las Tablas, solo tenía 15 años y no pudo participar, situación que molestó a sus familiares que, sin que trascendiera, comentaron que no conocían las bases del concurso y que habían hecho un gasto enorme para que la menor concursara.

Las ganadoras se hicieron acreedoras a $500 el primer lugar), $400 el segundo y $300 el tercero.

La artesana que confeccionó la pollera ganadora también recibe la suma de $300.

El jurado, que estuvo conformado por Mabel Esther Espino, Marisol Cepeda Serrano y Donatilo Ballesteros Zarzavilla, dictaminó que la ganadora sin lugar a dudas era la pollera marcada que lució Alejandra María García, bisnieta de su creadora, Florencia Castillo, residente en La Villa de Los Santos.

En medio del concurso, el folclorista Donatilo Ballesteros denunció ante el viceministro de Comercio e Industrias, Manuel Grimaldo, la competencia desleal que realizan personas de nacionalidad dominicana en el área de Salsipuedes, en la ciudad capital, que simulan las polleras hechas a mano que confeccionan las artesanas panameñas.

Por su parte, el viceministro Grimaldo se comprometió a tratar el caso con la seriedad que el tema amerita, ya que, según dijo, algo parecido está ocurriendo en la isla de Bocas del Toro, donde se venden artículos que son etiquetados como hechos en Panamá, señaló Grimaldo.