Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Nacional

Un acueducto con dos años de retraso

Residentes de la comunidad de San Pablo Viejo Arriba, en Chiriquí, requieren con urgencia de un acueducto que no se termina de construir

Política, elecciones pendientes; un acueducto sin terminar y una comunidad que necesita agua con urgencia. Estos son los componentes del drama que vive el corregimiento San Pablo Viejo Arriba, en Chiriquí.

La población ansía que se termine de construir un acueducto que debió haber sido entregado en marzo de 2013.

Jorge Luis Monroy, miembro de la comunidad, denuncia que la Constructora Mack, S.A., encargada del proyecto, pretende entregar un acueducto inconcluso y en mal estado y que el representante de corregimiento René Caballero intenta encubrir a sus amigos los Baruco, propietarios de la constructora.

El representante, por su parte, alega que se trata solo de una movida política de parte de Monroy, relacionada con la proximidad de las elecciones del circuito 4-1.

Pero Monroy asegura tener los documentos que prueban la falta de cumplimiento de la empresa constructora, que pretende, dice, entregar un tanque de reserva lleno de filtraciones. Además, alega que ésta no ha hecho el rancho de junta, incluido en el contrato, y que no hizo las conexiones del acueducto con las 135 casas de la comunidad, obligando a los moradores a poner el dinero de su bolsillo.

Ante esta acusación, Caballero responde que está tratando de que el acueducto sea entregado lo más pronto posible y asegura que la constructora ha aceptado entregarlo en el 2015.

Mientras tanto, los moradores, reunidos, exigen celeridad en el tema, pues se acerca el verano y muchos se quedarán sin agua.