12 de Ago de 2022

Nacional

Una nueva estrategia para vigilar todo el verano

Las autoridades han identificado 42 puntos de seguridad, incluyendo 22 playas y 6 ríos en todo el país

Más de 15 mil personas visitaron, el 1 de enero último, las 22 playas y 6 ríos cubiertos por guardavidas del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) e ingresaron al país 40 mil turistas, vía aérea, este último fin de semana.

En el país, existen más litorales y sitios de diversión, por lo que surge la pregunta: ¿Cómo se definen esos sitios para la cobertura de los bañistas?

El director del Sinaproc, el ingeniero José Donderis, dijo a La Estrella de Panamá que para dar ‘mayor cobertura’ han identificado lugares y reordenaron los planes de seguridad para una adecuada ejecución.

‘Lo que hemos buscado es darle cobertura a sitios donde haya mayor afluencia de personas y atender las playas que tengan niveles de riesgos como oleajes, donde se formaban riñas y tráfico vehicular’, aclaró.

Por ejemplo, la entidad incluyó las playas Los Guayaberos y El Rompío, en Los Santos, y más áreas en Isla Grande, Colón.

‘Es importante que las familias panameñas acudan a los lugares que tienen cobertura de los organismos de seguridad’, aconsejó.

Además, el ingeniero dijo que varió el modelo de gestión para que el guardavidas salga de la caseta, vigile a los niños y observe si los adultos están ingresando al mar ebrios.

El operativo ‘Aguas Seguras 2015’ cuenta con 849 unidades para velar por el orden público cada fin de semana y otros 333 socorristas acuáticos.

‘Como país, no podemos cubrir frontera a frontera un litoral (existen dos grandes litorales) y hay áreas establecidas que tienen un guardavidas y la seguridad pública’, manifestó.

La vigilancia es de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. y se extenderá hasta el próximo 5 de abril, incluyendo la Semana Santa.

ESTRATEGIA

Hasta 2014, se atendían 37 puntos en el verano, pero la institución de protección civil requería más integración de las autoridades.

Bajo esa necesidad, el presidente Juan Carlos Varela, junto a la ministra de Gobierno encargada, María Luisa Romero, firmó el Decreto Ejecutivo 2 de 7 de enero de 2015, promulgado el 8 de enero, que conforma la fuerza de tarea conjunta de seguridad y turismo en playas, balnearios, senderos, puntos turísticos y toda actividad pública o privada en la República.

Simplemente, sacaron, por primera vez, a garantizar la seguridad a funcionarios del Aeronaval, policías fronterizos, del Cuerpo de Bomberos y de las autoridades Marítima, de Ambiente, Turismo y el Ministerio de Salud.

Con toda esa fuerza de protección y vigilancia, en el operativo de verano, en total darán atención a unos 42 puntos identificados como de ‘mayor peligrosidad’ a nivel nacional, con sus respectivos guardavidas y ofrecerán vigilancia a un total de 60 sitios, incluyendo áreas privadas, atendidas con rondas policiales.

De esta manera, el paraguas de atención cubrió las playa Malibú, en Chame, y La Angosta, en Colón, sitios donde se realizan eventos privados.

Donderis sabe que en este verano 2015 la tarea no es fácil. Él toma como referencia la rebaja del costo del combustible y que habrá más panameños realizando viajes a diferentes puntos del país.

‘Estamos pronosticando que vamos a tener cerca de 487 mil bañistas en las playas de Panamá’, comentó.

Se trata de un cálculo superior al del año pasado, promediando días de visita anteriores y capacidad de movilidad (transporte).

EXCUSIONES

El Sinaproc seguirá aplicando, según Donderis, el Decreto Ejecutivo 830 de 31 de diciembre de 2009, que reglamenta las actividades de excursiones o paseos a playas, ríos y balnearios en todo el territorio panameño.

Sigue vigente que todo transportista o conductor de transporte público de pasajeros o promotor que efectúe actividades con fines recreativos deberá solicitar previamente a la Alcaldía municipal del lugar destino, la autorización respectiva. Además de las normas municipales, se atenderán criterios como la disponibilidad de cupos para buses grandes y chicos, de estacionamientos y la capacidad física de los sitios a visitar.

Luego de obtenida la autorización municipal, se deberá solicitar a la Autoridad del Tránsito el ‘permiso para transitar fuera de ruta’.

El otro paso, que es la documentación, abarca el listado de pasajeros, copias de la póliza de seguros y del certificado de idoneidad o licencia profesional del profesional de salvamento acuático que prestará servicios en el paseo.

Los incumplimientos acarrean multas de $25 y $600 o su equivalente en arresto.

Donderis indicó que han coordinado, a través del Ministerio de Gobierno, para que los gobernadores hagan un ‘decreto estándar’, que rija en las playas.

‘Si tienes que entrar a la playa de Las Lajas, en Chiriquí, o visitar Santa Clara, que sea el mismo documento aplicado’, remarcó.

Se mantiene la obligatoriedad de contratar a un guardavidas por cada paseo.

El director explicó que funcionarios del Sinaproc pueden retener buses o embarcaciones de pasajeros que no porten chalecos. Las sanciones llegan hasta los $10 mil.

PELIGRO

En los primeros días transcurridos del año, se han reportado seis personas ahogadas por sumersión, de las cuales dos son extranjeras.

‘Los muertos que hemos tenido son por naufragio, personas que estuvieron cruzando el río y otras que se metieron al mar a pesar de la alerta por los oleajes’, explicó.

La institución emitió un aviso de prevención por fuertes oleajes en el Caribe desde las 12:00 a.m. del pasado 2 enero hasta las 11:59 p.m. del 6 enero.