13 de Ago de 2022

Nacional

Un informe técnico confirma sobrecostos

Un estudio elaborado por la Asamblea Nacional revela incumplimiento del pliego y deterioro de una autovía sin entregar

Un informe técnico confirma sobrecostos
Federico Suárez era el ministro cuando se firmó el contrato inicial del proyecto.

El informe elaborado por la Comisión de Infraestructura y Asuntos del Canal de la Asamblea Nacional sobre el contrato de la ampliación de la carretera Arraiján-La Chorrera reveló una serie de incumplimientos al pliego de cargos de la licitación.

La Estrella de Panamá tuvo acceso al documento, que enumera las ‘incongruencias’ del contrato y cuantifica en $60 millones el sobrecosto del proyecto.

Hasta octubre del año pasado, Transcaribe Trading, S.A. (TCT), contratada durante la administración del presidente Ricardo Martinelli inicialmente por $161.9 millones, no había reubicado la pesa para los camiones de La Chorrera. Para esto se presupuestaron $750 mil.

Otro de los procedimientos ‘ilógicos’ del contrato fue la utilización de la técnica de trituración y pulverización de las losas de hormigón hidráulico, que solo se aplica cuando la calle está en mal estado.

Un estudio del Ministerio de Obras Públicas (MOP) de 2007 constató que el 8.7% del tramo de Arraiján - La Chorrera estaba en malas condiciones. Si tres años después, en 2010, cuando comenzaron los estudios y las obras del proyecto, los tramos dañados se habían duplicado, ‘concluimos que el 82% de las losas estaban en buen estado y no se debió utilizar la trituración y pulverización’.

En el intercambiador de Vista Alegre-El Tecal también se detectaron modificaciones y aumento en el precio. El pliego presupuestó $4.8 millones por vigas tensadas, cuatro tréboles y cuatro rampas. TCT duplicó el monto, $9.4 millones, y solo se colocaron las rampas y se cambiaron las vigas tensadas por las de acero.

Los otros intercambiadores registraron incrementos sustanciales. El de Bique, licitado por un cuarto de millón de dólares, terminó costando $2.4 millones; el de San Francisco, de $700 mil aumentó a $2.1 millones; el de Vacamonte, de $250 mil, se ubicó en $934 mil.

‘El contratista propuso construir 20 mil kilómetros de drenajes subterráneos, lo que significa que para TCT, la totalidad de los 23 mil kilómetros de la carretera necesitaba drenajes.

El contratista propuso cuatro ductos para la iluminación central de la carretera, pero solo construyó dos.

Contrario a los demás cambios que implicaban incrementos en los costos, la instalación de las luminarias se redujo de $2.5 millones por 20.4 kilómetros a $176 mil. El equipo técnico consultó con una empresa eléctrica que expresó que cobra $18 mil por kilómetro instalado. A ese precio, el tramo requería de $527 mil.

DEFICIENCIAS

Los técnicos constataron el hundimiento de la capa de hormigón recién colocada en la intersección de la vía Centenario. Mas allá, en la antigua estación de peaje, se observó que la colocación de la capa de hormigón asfáltico fue insuficiente. Esto, aunque el proyecto no ha sido entregado oficialmente al MOP.

Sobre estos cuestionamientos, el titular del MOP ha expresado que revisará el documento para luego decidir si presenta el caso al Ministerio Público.