Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Base de Punta Coco será usada como cárcel preventiva

El penal de Punta Coco, conocido como ‘nueva Coiba', fue cancelado a pesar de tener un 50% de avance

El Gobierno Nacional ha preferido no hacer anuncio oficial, pero ha confirmado que el proyecto de la cárcel de Punta Coco, que hasta hace un mes formaba parte de las estrategias del actual gobierno para dominar a las pandillas y el crimen organizado urbano, ha sido cancelado.

El sitio donde habría estado ubicado el penal, en la base aeronaval de la isleta de Punta Coco, en la Isla del Rey, a unas 66,27 millas (107 kilómetros) de distancia de la ciudad de Panamá por el océano Pacífico, tendrá un uso muy diferente al que en su momento se había anunciado.

‘Ahora será usado para retener a las personas que protagonicen actos criminales en estas áreas, hasta que se les remita a la ciudad', dijo ayer Milton Henríquez, ministro de Gobierno.

EL NACIMIENTO

De acuerdo con la legislatura panameña, las bases aeronavales tienen como función ser centros de vigilancia y protección de las costas panameñas.

La base naval de Punta Coco fue construida por el gobierno estadounidense en el año 2014, a un costo de $73.5 millones, para detectar el ingreso de drogas al territorio panameño.

Por su ubicación, al extremo sur de la Isla del Rey, la base es el sitio ideal para cuidar la entrada al golfo de Panamá, junto con los puntos de Bahía Piña, provincia de Darién, y Punta Mala, en la península de Azuero.

Aunque en algunos sectores se comentaba que la conversión de la base naval en un centro de retención habría costado unos $150 mil, la cifra nunca llegó a ser confirmada por los sectores oficiales.

‘No tengo ni la menor idea de cuánto costará', aseguró Henríquez, pasando la responsabilidad de brindar la información al Ministerio de Seguridad.

Desde esta última cartera pública, aunque el hermetismo es menor, los datos fueron saliendo a cuentagotas.

La adecuación de la base aeronaval estuvo a cargo de la dirección de proyectos del Senan, que hasta marzo pasado reportó que el proyecto estaba en la mitad de adelanto. El dinero, dijo el presidente, provendría de su partida discrecional y del presupuesto gubernamental.

LOS DETENIDOS

El propósito del centro era aislar a unos seis líderes de pandillas presos e impedir que estos continuaran, desde los centros penitenciarios (comunes), controlando la actividad criminal.

La lista de los seis supuestos cabecillas ya estaba elaborada cuando el presidente dio el anuncio, en medio de una actividad social en el distrito de Arraiján, de que la cárcel insular sería una realidad.

La lista estaba encabezada por José Ruiz Camargo, detenido en la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) por más de seis meses por supuesta vinculación con pandillerismo.

Su defensora, la abogada Shirley Castañeda, cree que la decisión del gobierno de cancelar el proyecto fue la mejor.

‘No quiero pensar que fue por presiones, porque no deberíamos estar en la posición de tener que presionar para que se respeten los derechos humanos, pero si la gente no se hubiese opuesto, la cárcel sería una realidad', indicó Castañeda.

De acuerdo con información oficial, la cárcel insular de Punta Coco será sustituida por los dos pabellones de extrema seguridad con que cuenta el centro penitenciario La Gran Joya.

==========

EL PANDILLERISMO

Sus fuentes económicas son el sicariato y la venta de drogas al detal

Las autoridades estiman que en todo el país hay un aproximado de cinco mil pandilleros.

Informes del Ministerio Público dicen que en Panamá operan cerca de 200 grupos delictivos.