Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

Unesco enviará misión a Panamá para investigar pecio histórico

En el mes de julio, una misión científica y cultural de la Unesco visitará el sitio del naufragio del Galeón San José para evaluar la labor de salvamento

Unesco enviará misión a Panamá para investigar pecio histórico
Algunos de los objetos hallados en el fondo marino del archipiélago de Las Perlas por la empresa IMDI.

La polémica en torno al pecio del galeón San José, hundido en las aguas del archipiélago de Las Perlas en 1631 con un rico cargamento de plata, oro y joyas, ha captado el interés de los organismos internacionales de cultura.

La atención generada tras la publicación, el mes pasado, de una serie de artículos por La Estrella de Panamá y el diario ABC de España contribuyó a fijar en Panamá la mirada de los expertos locales e internacionales, reconoció la directora del Instituto Nacional de Cultura (Inac), Mariana Núñez, a EuropaPress , que, al igual que muchas otras agencias noticiosas y medios internacionales, se hizo eco de la historia.

La atención internacional allanó el camino para que el tema fuese debatido, el pasado 28 de abril, en la sede de la Unesco, en París, donde, a solicitud del Gobierno panameño, se tomó la decisión de enviar una misión científica y cultural.

La misión estará a cargo del Consejo Consultivo Científico y Técnico de la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático, pero trabajará en conjunto con técnicos panameños para elaborar un plan de manejo para la preservación del naufragio y su contenido.

El grupo de especialistas visitará durante las primeras dos primeras semanas de julio las áreas cercanas a la isla Contadora, donde se han encontrado los objetos y restos del barco, para evaluar la labor de rescate realizada por la empresa panameña Investigaciones Marinas del Istmo (Imdi), que inició el levantamiento de los restos del naufragio tras obtener un permiso de las autoridades del Inac durante la pasada administración.

Imdi había firmado desde 2003 un contrato con la nación panameña para investigar y recuperar restos de naufragios en aguas panameñas, pero no pudo obtener los permisos para el rescate del buque San José sino hasta 2013.

La intervención de la Unesco en este tema se justifica por ser Panamá uno de los países firmantes de la Convención para la Conservación del Patrimonio Cultural Subacuático, que entró en vigor en el año 2009.

La misión de la Unesco deberá investigar y decidir varios aspectos relacionados con el pecio del galeón, entre ellos la legalidad del contrato de exclusividad del Estado y la empresa Imdi, que podría ir en contra del espíritu y letra de la Convención, ya que uno de los objetivos fundamentales de este acuerdo internacional es prevenir ‘la creciente explotación comercial del patrimonio cultural subacuático y, especialmente, actividades que tienen por objetivo la venta, la adquisición o el trueque de patrimonio cultural subacuático'.

Otro aspecto sujeto a revisión es la legalidad de la distribución de los tesoros encontrados —miles de monedas de plata, objetos de uso cotidiano o de guerra, joyas de oro y piedras preciosas, todos de los siglos XVI y XVII—, que precisamente están en más de un 65% en manos de Imdi, a pesar de que la Convención obliga a Panamá a incautar elementos de patrimonio cultural subacuático que haya sido recuperado de una manera no conforme con la Convención.

Este punto de la Convención coincide con dos fallos de la Corte Suprema de Justicia sobre el caso, que hacen alusión a la Constitución panameña, que establece que el patrimonio histórico del país no puede estar en manos privadas.

También estará en evaluación el impacto causado sobre el sitio del naufragio por las labores de rescate de Imdi, pues este tipo de trabajos, al hacerse sin las precauciones debidas —como suele ser el caso de los llamados cazadores de tesoros—, pueden ocasionar daños al entorno arqueológico y ecológico, impidiendo posteriores investigaciones de interés cultural e histórico.

Panamá intenta cumplir con las obligaciones contraídas, Mariana Núñez, Directora del Inac

IMDI EXPONE SU PUNTO

La empresa Imdi, cuya cara más conocida es la del empresario y exgobernador colonense Gassam Salama, ha hecho saber que está presta a ‘seguir colaborando con el Estado panameño, con la finalidad de dar a conocer a las futuras generaciones parte de la historia del país, que, a no ser por su intervención, nunca se hubiese recuperado ni conocido'.

La empresa, dice una nota dada a conocer tras la publicación de varios artículos de este diario, está coordinando con el Patronato de Panamá Viejo la exhibición de una sala con los artefactos arqueológicos recuperados del pecio San José en el archipiélago de Las Perlas.