Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Nacional

Indígenas no quieren dialogo ante proyecto Barro Blanco

El M-10, es el único movimiento indígena que participa de estas negociaciones con el gobierno y hoy decidió levantarse de la mesa.

Los indígenas de la región de Ngäbe Buglé, han manifestado que no seguirán en la mesa de dialogo y exigen el cierre total del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco.

La oposición a este proyecto se basa en que según ellos, la construcción de hidroeléctrica están secando las cuencas de los ríos.

El M-10, es el único movimiento indígena que participa de estas negociaciones con el gobierno y hoy decidió levantarse de la mesa.

Ante las exigencias de estos pueblos, el gobierno manifestó el pasado 4 de mayo que no se clausuraría el proyecto ya que el mismo cuenta con más de un 90% de avance y que se continuaría con la mesa de dialogo.

Además el Estado a través de un comunicado, aseguró que es de interés nacional la continuidad del proyecto hidroeléctrico y que existen mecanismo para garantizar los derechos humanos de las comunidades aledañas a la represa.

Mientras que el Ministerio de Ambiente y la Autoridad Nacional de los Servicio Públicos, aseguró que instalará una oficina en el área del proyecto para fiscalizar de forma directa el mismo.