Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

Transporte, basura y agua, los pendientes del distrito capital

El Banco Interamericano de Desarrollo y el Municipio de Panamá desarrollan un proyecto urbanístico para la ciudad capital

La ciudad de Panamá enfrenta cinco problemas básicos que las autoridades municipales deberán atender con urgencia: movilidad, agua potable, saneamiento, desecho de residuos sólidos e iniquidad urbana.

Esta y otras sugerencias para mejorar la calidad de vida en la ciudad de Panamá se derivan de un diagnóstico realizado por el equipo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), como parte del proyecto Ciudades Emergentes y Sostenibles, con el apoyo del Municipio de Panamá.

La iniciativa se realiza en 50 ciudades latinoamericanas y busca evitar que cometan los mismos errores de las grandes metrópolis, en cuanto a su planificación urbana, dijo Horacio Terraza, coordinador del proyecto.

En Panamá se han realizado talleres y reuniones con distintos sectores, como parte de la primera fase del plan, que es hacer el diagnóstico, o ‘fotografía', en palabras de Terraza.

Otras de las recomendaciones surgidas por los estudios realizados dentro del proyecto incluyen limitar la construcción de los edificios altos a ciertas zonas de la ciudad.

Por otra parte, se encuentra el aspecto de iniquidad urbana, que, según Terraza, tiene que ver con las condiciones de infraestructura de los distintos sectores de la ciudad.

‘Es un aspecto que la ciudad de Panamá debe mejorar significativamente porque está muy relacionada con otros dos puntos: acceso al agua potable y la movilidad de los ciudadanos', indicó.

‘En la medida en que las ciudades no planifican sus espacios surgen los problemas de falta de estructuras como las de los acueductos', dijo el coordinador.

Como parte del proyecto se realizó una encuesta que determinó, entre otras cosas, que las personas tardan en promedio 30 minutos para llegar a su trabajo utilizando el transporte público. Aunque el Metro ayuda a resolver el aspecto de la movilidad urbana, los problemas que tiene el metrobús, como la baja frecuencia, crean una ciudad poco amable para el peatón.

Además, es necesario recuperar los espacios públicos, como las aceras. Terraza es un fiel creyente de que el Estado debe regular el sector privado en materia urbanística.

En los talleres y reuniones con la sociedad civil organizada surgió la idea de hacer intervenciones urbanísticas para convertir el barrio de La Exposición, en Calidonia, en un sector cultural y dinámico.

Terraza por último dijo que la iniciativa Ciudad Emergentes y Sostenible cuenta con la creación de un sistema de monitoreo ciudadano para fiscalizar las metas que se proponen.

UNA MIRADA EN LA REGIÓN

El BID ha identificado 120 ciudades para desarrollar el proyecto.

Ciudades de entre 100 mil a 2 millones de habitantes.

El crecimiento económico de estas ciudades debe estar por encima de la media del país.