Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

La justicia sigue la pista de los rebeldes del Instituto Nacional

Mientras el Meduca prepara el expediente para el Ministerio Público, la Policía Nacional dice tener el perfil de los responsables

La justicia sigue la pista de los rebeldes del Instituto Nacional
La unidad de Criminalística , trabaja en la zona de los incidentes para recabar información pericial.

La Policía Nacional asegura haber identificado a las personas que, enmascaradas como el cinematrográfico Vendetta, perpetraron el martes actos vandálicos en la calle Estudiante y atentaron con bombas molotov contra dos alumnos y un profesor del Instituto Nacional.

‘Tenemos tomas y nombres', informó este viernes el jefe de la Policía, Omar Pinzón, horas después de que en YouTube un grupo de jóvenes reivindicara los hechos y anunciase que, en nombre de ‘un pueblo oculto que ha despertado', cometerán nuevos disturbios.

Pinzón ha tomado la situación con calma. No es un caso de alto perfil. Pero garantizó ‘medidas ejemplares' contra los vándalos, tomando en cuenta que la Fiscalía de Adolescentes está dispuesta a abrir un expediente por apología del delito, daños a la propiedad privada (se rompieron los vidrios de un auto y se afectó al edificio del Instituto Nacional) y tentativa de homicidio.

Para avanzar con el proceso, a las puertas de una reunión urgente con padres de familia y egresados del Instituto Nacional, la ministra de Educación Marcela Paredes aseguró que el lunes remitirá el caso al Ministerio Público.

‘El tratamiento de este tipo de delincuencia escapa a la capacidad de investigación del Meduca', sostuvo Paredes, para quien, de todos modos, los culpables deberán responder ante el sistema educativo con sanciones que incluso, podrían contemplar la expulsión.

Aunque todavía el proceso judicial no ha empezado, la unidad de Criminalística del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses revisó las zonas del Instituto Nacional en las que se produjeron los hechos vandálicos en busca de pistas.

‘No le tememos a las investigaciones que levanten en nuestra contra', decía con la típica voz femenina mecanizada del servicio de mensajería Google Voice uno de los interlocutores del video en el que un grupo de encapuchados se atribuye los incidentes del pasado martes.

La situación ha ocurrido apenas un mes y medio después de que en la Universidad de Panamá (UP) se identificara un aparente grupo neonazi, que dejó en un pizarrón lo que parecía la organización de sus primeros pasos: establecer agenda política, buscar ‘talentos' y definir ‘línea ideológica'.

El secretario general de la UP, Miguel Ángel Candanedo, prometió entonces que se levantaría una investigación. ‘Hasta el momento no he sabido nada, pero es algo muy preocupante', señaló ayer.

Los profesores del Instituto, que ha cerrado sus clases, mantienen la postura de que sin seguridad, no volverán a las aulas. Cuentan con el respaldo de la ministra Paredes quien sostuvo que las clases no se reanudarán hasta tanto no culminen las pesquisas.

‘Hay mucho temor, es la realidad, pero esperamos que la gente pueda sentirse segura para presentar la información necesaria para que los responsables asuman su culpa', insistió Paredes, que espera colaboración.

==========

‘El tratamiento de este tipo de delincuencia escapa del Meduca',

MARCELA PAREDES,

MINISTRA DE EDUCACIÓN

==========

‘Tenemos tomas y nombres... les caerán medidas ejemplares',

OMAR PINZÓN,

DIRECTOR DE LA POLICÍA