Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Nacional

Exceso de hidroeléctricas pone en riesgo seguridad alimentaria

Un estudio del Ministerio de Desarrollo Agropecuario documenta cómo el exceso de represas en Chiriquí ha disminuido el caudal de los ríos

La proliferación de proyectos hidroeléctricos en los principales ríos de la provincia de Chiriquí no solo inquieta a los residentes y ambientalistas, sino también al Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), que observa cómo la excesiva construcción de represas en esta provincia está provocando problemas para el abastecimiento de agua del sector agropecuario.

Un informe del MIDA al que tuvo acceso La Estrella de Panamá señala que el excesivo desarrollo hidroeléctrico de la provincia ha disminuido el volumen de agua de los ríos, lo que está afectando los sistemas de riego.

En total, las concesiones otorgadas por los gobiernos para construir hidroeléctricas suman 73 en seis cuencas hidrográficas, aunque no todas han sido construidas.

El MIDA tiene actualmente 10 proyectos de riego en la misma provincia. De estos, cinco ya iniciaron operaciones y dos se encuentran en construcción. Los últimos tres aún están en proceso de licitación.

De los cinco que están operando, dos presentan problemas, a causa de las hidroeléctricas: el sistema de riego Remigio Rojas, en Alanje, y el sistema de riego Brazo de río Piedra, en Bugaba.

Ambos se alimentan del agua del río Piedra, donde se han concesionado once proyectos hidroeléctricos, según datos reunidos por la Coordinadora bugabeña contra las hidroeléctricas.

El informe del MIDA hace énfasis también en el sistema de riego Alto Bambito, en Cerro Punta, que se vería afectado por la posibilidad de una sequía ‘drástica', aunado al volumen de agua que se ha concesionado a una hidroeléctrica.

‘Las hidroeléctricas están provocando distorsiones en el manejo del recurso hídrico, especialmente en el sistema de riego de Brazo de río Piedra, afectado por la hidroeléctrica Hidroconcepción, y el sistema de riego Remigio Rojas, afectado por Pedregalito I', señala el informe del MIDA.

Como falta planificación, ahora los dos sistemas de riego, en la época seca, dependen de la liberación del caudal de las hidroeléctricas, señala el documento.

El MIDA defendió la necesidad y el derecho del sector agropecuario a disponer del agua: los usuarios del sistema de riego Brazo río Piedra estuvieron allí antes de que se desarrollara el proyecto Hidroconcepción, por lo que deberían ser los primeros usuarios, señala el informe.

‘La producción agropecuaria debe estar por encima de la industrial o la hidroenergética; sin embargo, pareciera que los productores son unos usurpadores del caudal ecológico', recalca el documento.

Lo que es peor, continúa el informe, existe un problema real de disponibilidad de agua, en vista de que estas afectaciones no fueron contempladas en los estudios para la construcción y operación de la planta Hidroconcepción porque no consideró a los usuarios en la parte baja del río.

Esta realidad fue la que llevó a los bugabeños a organizarse para defender los ríos con protestas en las calles esta semana. Su mayor preocupación es la escasez de agua para el consumo humano. A raíz de las protestas, el Gobierno convocó a una mesa de trabajo para analizar el tema.

El abogado Ramón Benjamín, quien forma parte de la mesa de trabajo, alega que el informe del MIDA confirma lo que los grupos ecologistas y comunitarios han dicho reiteradamente: que las instituciones no tienen información sobre las cuencas y el uso del agua para la producción y para el consumo humano.

A juicio de Benjamín, lo que está en riesgo es la producción de alimento por la afectación a los productores y a los proyectos de riego, en los que se han invertido fondos públicos. Las hidroeléctricas afectan la calidad y disponibilidad del agua, recalcó,

Damaris Sánchez, quien forma parte de la Coordinadora bugabeña contra las hidroeléctricas y ha estado al frente de las protestas, tiene claro que el plan de generación hidroeléctrica ha salido adelante sin considerar estudios de capacidad hídrica, usos y usuarios de las cuencas. Tampoco ha considerado a quienes están legalmente registrados y quienes están de ‘hecho' utilizando el agua, ya sea para consumo humano, a través de juntas administradoras de acueductos rurales, usos particulares para abastecimiento doméstico, e incluso para actividades agrícolas en pequeña escala.

A pesar de que los proyectos hidroeléctricos, alega Sánchez, han sido evaluados individualmente por los Estudios de Impacto Ambiental que exige el Ministerio de Ambiente, no hay un estudio de impacto acumulativo, ni evaluaciones estratégicas ambientales que determinen la afectación a toda la cuenca desde la parte alta hasta la desembocadura y las zonas costeras.

El informe del MIDA señala que se debe solicitar una revisión de los diseños de todas las hidroeléctricas construidas en el país para ventilar la efectividad de la salida del caudal ecológico y los daños y conflictos que interfieren en la seguridad de la producción alimentaria en el país.

==========

PROTESTA

Una mesa de trabajo analiza el impacto ambiental

Luego de varios meses de protestas en la calle y piquetes en las instituciones de la Coordinadora bugabeña contra las hidroeléctricas, el Gobierno convocó, a mediados del pasado mes de junio, una mesa de trabajo para analizar la situación de los ríos de la provincia de Chiriquí. Por la parte estatal participaron representantes del Ministerio de Ambiente, de Desarrollo Agropecuario, de Salud, Autoridad de los Servicios Públicos, la Secretaría de Energía y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales.

Por la sociedad civil, estuvieron la Coordinadora Bugabeña, los productores agropecuario, las juntas administradora de acueductos rurales, usuarios de las cuencas hidrográficas y grupos ambientalistas.

==========

‘Contrario a lo que han dicho los promotores de los proyectos, las hidroeléctricas sí afecta el caudal',

RAMÓN BENJAMÍN

ABOGADO

==========

‘No ha habido una sola evaluación ambiental sobre los daños acumulativos que provocan todos los proyectos',

DAMARIS SÁNCHEZ

COORDINADORA BUGABEÑA