Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Nacional

San Miguelito busca un lugar en el mundo con su Cristo Redentor

Una ley aprobada por la Asamblea en 2014 creó las bases para hacer de este privilegiado sitio con vista panorámica a la ciudad, un centro cultural y artísitico

El sonido de la máquina de coser se escucha desde la acera. Adentro de un pequeño local comercial ubicado en el barrio de Altos del Cristo, del corregimiento Amelia Denis de Icaza, Haydée Álvarez confecciona con afán las vestimentas que usarán los estudiantes de algunas escuelas del área durante las próximas fiestas patrias.

De 68 años de edad, Haydée es la dueña de uno de los muchos pequeños negocios ubicados en este distrito fundado por inmigrantes de Coclé, Veraguas y Los Santos, al que se le puso el nombre de San Miguelito. Hoy, agobiado por la violencia, este reclama un lugar de expresión cultural propio.

‘Vivimos en un sitio cultural, histórico y turístico de talla internacional y debemos darlo a conocer para beneficio de la comunidad que lo rodea', afirma Eusebio Muñoz, párroco de la Iglesia Cristo Redentor desde hace siete meses.

MISIÓN

La Iglesia del Cristo Redentor es una misión de la Arquidiósesis de Chicago, una de gran repercusión eclesial, sobre todo como gestora del Movimiento Laical, el Diaconado permanente y la primera misa típica hablada en español, una iniciativa posteriormente replicada con éxito en América Latina.

El padre estadounidense Leo T. Mahon empezó su labor de evangelización en San Miguelito en 1963, y la construcción de la Iglesia Cristo Redentor en 1964. Entonces, formaba a líderes laicos, con quienes se reunía una vez al mes para escucharlos y ayudarlos a resolver los problemas de la comunidad. Así nació el modelo de gobiernos locales.

El sitio elegido por Mahon para establecer su iglesia es uno de los cerros de mayor altura en San Miguelito, con unos 80 metros sobre el nivel del mar. En la cima está asentada la estatua de Cristo Redentor que da nombre al barrio.

VISTA PANORÁMICA

Desde la cima del cerro se puede disfrutar de una panorámica de 360 grados de la ciudad de Panamá: la torre de Panamá Viejo, el tramo marino del Corredor Sur, la zona bancaria con sus torres de cristal y la cinta costera; el Cerro Ancón y el Puente de Las Américas; las grúas pórtico de Panamá Ports Company, al lado del Canal dePanamá.

Los asentamientos de San Miguelito, el Templo Baha'i, la Línea uno del Metro de Panamá, Los Andes Mall, Villa Lucre y la Ciudad Deportiva Irving Saladino, son algunos de los puntos que se identifican claramente desde el Cristo Redentor.

UN SUEÑO, UN PROYECTO

El párroco Muñoz desea llevar adelante el sueño del padre Reynaldo Karamañites, quien concibió un proyecto de remozamiento de la iglesia y sus alrededores con el propósito de convertirlo en un sitio turístico.

El proyecto requiere de una inversión $4 millones que serían destinados a la renovación del techo, la habilitación de un área de estacionamientos, jardines y escaleras eléctricas para subir a los visitantes hasta la cima del cerro.

En 2014, Muñoz llamó la atención de la diputada Zulay Rodríguez, quien presentó un anteproyecto de ley a la Asamblea, que es ley, pero que aún no se ejecuta. Hace diez meses se debió desembolsar la plata.

La Ley 16 del 16 de septiembre de 2014 declara al polígono de la Parroquia Cristo Redentor, ubicado en el corregimiento Amelia Denis de Icaza, de aproximadamente 15 mil metros, como ‘sitio histórico y turístico'.

Según el documento, el Instituto Nacional de Cultura (INAC), a través de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico, en conjunto con la Iglesia Católica, administrará, conservará y custodiará el polígono de la Parroquia.

Además, dice el texto, el INAC establecerá en su presupuesto anual un subsidio que deberá entregar a la Arquidiócesis de Panamá para el uso exclusivo de la Iglesia Cristo Redentor, el cual será fiscalizado por la Contraloría General de la República.

Aunque ven con buenos ojos la iniciativa, Nicolás Barrios y Omar Montilla, representantes de los corregimientos Amelia Denis de Icaza y Mateo Iturralde (este último que limita con el barrio de Altos del Cristo) opinan que el proyecto fue inconsulto y que debió contar con mayor participación de los ciudadanos y de las autoridades locales.

‘Aunque el sitio fue declarado patrimonio histórico y turístico, aún no se sabe nada del apoyo económico', recalca Barrios.

‘Además, no se cuenta con las infraestructuras ni las personas del barrio han sido capacitadas para recibir a los turistas, como ha ocurrido en el Casco Antiguo', coinciden Barrios y Montilla.

‘En efecto, todavía hace falta una buena calle de acceso a la iglesia y al mirador, dice Barrios', quien reconoce, de todos modos, que está dentro de un área roja.

Pero Altos del Cristo navega contra su propio escepticismo. El año que viene será clave: los propulsores del proyecto esperan que el INAC les endose lo que corresponde. San Miguelito, que aspira a ser ciudad, lo necesita.

==========

‘Vivimos en un sitio cultural, histórico y turístico de talla internacional y debemos darlo a conocer para beneficio de la comunidad'.

EUSEBIO MUÑOZ,

PÁRROCO DE LA IGLESIA CRISTO REDENTOR EN SAN MIGUELITO

==========

‘El área aún no tiene las condiciones para recibir turistas, aún falta capacitar al capital humano y dotar de infraestructura el lugar'

OMAR MONTILLA,

REPRESENTANTE DE MATEO ITURRALDE