Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

El capítulo panameño de DMG, una historia que no concluye

A finales del año 2008, David Murcia Guzmán fue protagonista de uno de los escándalos más sonados de estafa

A finales del año 2008, David Murcia Guzmán fue protagonista de uno de los escándalos más sonados de estafa y captación ilegal de dinero en Panamá.

Los reportes periodísticos de la época calculan que el cerebro de la comercializadora DMG (David Murcia Guzmán) captó $15 millones de 1,500 clientes panameños, a través de esquemas piramidales, que manejó en 14 bancos locales y tres cooperativas.

El esquema de Murcia consistía en captar ahorradores con la promesa de grandes ganancias, a través del modelo prepago. Los ahorros ganaban intereses cuando sus dueños captaban otros clientes. Estas pirámides son consideradas estafas o timos.

El negocio de Murcia Guzmán empezó en Colombia, pero se fue expandiendo hasta llegar a Panamá, donde tuvo dos sucursales Grupo DMG Inversiones Inteligentes S.A y Grupo DMG Intelligent Cards Corp.

Murcia Guzmán creó, además, cerca de dos centenares de sociedades anónimas para esconder los dineros producto de su actividad ilícito.

El ‘Rey de las Pirámides' enfrentó causas criminales por delito financiero contra el orden económico.

El proceso que se abrió al empresario de nacionalidad colombiano por captación ilegal de dinero se mantiene a la espera de una última audiencia, explicó Ronier Ortiz, abogado.

A la cabeza de DGM también se le imputó cargos por blanqueo de capitales asociado al narcotráfico, pero posteriormente la causa fue cerrada tras no poderse comprobar el ilícito. Según las acusaciones de entonces, sus empresas habrían generado ganancias por valor de 28 millones entre 2006 y 2008.

Otros tres procesos que se le abrieron quedaron archivados y sobreseídos, confirmó el abogado del empresario colombiano.